Iniciar sesión

Ayuda
 

La ex modelo de Playboy ha asegurado y jurado que se casó por amor
La pareja se casó cuando él tenía noventa años y ella, veintiséis

Anna Nicole Smith, una ex modelo de Playboy, hereda 85.000 millones de pesetas de su marido
Anna Nicole Smith, la ex modelo que heredó una gran fortuna de su marido, podría renunciar a la herencia

31 ENERO 2001
La modelo sigue sosteniendo y asegurando que se casó por amor. Estuvo con su marido hasta el último momento y eso que él le había cortado el suministro de dinero porque la ex modelo gastaba mucho “Es muy caro ser yo”, se justifica ella.

Anna Nicole Smith, la ex modelo de la revista Playboy que se casó con el millonario estadounidense de casi noventa años Howard Marshall II, quien falleció catorce meses después de la boda, ha vuelto a los juzgados contra su hijastro.

El magnate, cuya herencia se calcula en más de trescientos mil millones de pesetas, dejó toda su fortuna a su hijo Pierce. La ex modelo puso una demanda judicial en la que pedía la mitad, y el juez sentenció que recibiera más de quinientos millones de pesetas. Poco después, ella retiró la demanda, pero no acabó ahí. Esta semana el hijastro, Pierce Marshall ha impuesto una demanda contra su madrastra por interferir en la divulgación del testamento.

En el nuevo pleito, que comenzó el pasado lunes, Anna Nicole Smith negó rotundamente que se hubiera casado por dinero, pero sí admitió que todo el dinero que su difunto marido le asignaba a la semana, entre un millón y un millón y medio de pesetas, se lo gastó especialmente en ropa para asistir a sus actos sociales. “Es terrible ser como soy; las cosas terribles que tengo que hacer para serlo”, manifestó la viuda.

Smith también admitió que dejó de ver a su esposo un mes antes de que éste falleciera porque su hijastro le congeló las cuentas a la modelo. “Pierce congeló todo mi dinero, por eso no pude estar con mi esposo cuando murió. Yo lo podía haber salvado otra vez, y su hijo no lo pudo salvar”. La modelo testificó asegurando que desde que se habían casado, ella le había dado una razón a su esposo para vivir, y cuando les separaron el anciano murió de pena.

La pareja se había casado cuando él tenía noventa años y ella acababa de cumplir veintiséis.


 
 

 

Prohibida su reproducción total o parcial. ©2006 Hola, S.A.