REBECCA DE ALBA: 'MI AMISTAD CON MIGUEL BOSÉ CADA DÍA SE SOLIDIFICA MÁS'

La presentadora mexicana despide el año 2000 calificándolo como uno de los mejores de su vida

Acaba de regresar de Londres, donde presentó el certamen de Miss Mundo, y este verano pasado, estuvo en Australia haciendo un programa en directo de los Juegos Olímpicos.

Rebecca de Alba, mexicana de nacimiento y casi española de adopción, ya ve cómo los proyectos profesionales en nuestro país se van consolidando. Antes de viajar a México para pasar estas fiestas con los suyos, Rebecca posó para ¡HOLA!.

Para Rebecca la Navidad siempre es un momento muy familiar. Todos los años regresa a su país para pasar estas entrañables fiestas con los suyos, "La Navidad es para mí como los cumpleaños, ya que de alguna manera, estás forzando un poco a la familia y a los amigos a que se reúnan."

La presentadora mexicana abandona el año 2000 considerándolo uno de los mejores años de su vida; y no es para menos, ya que ha presentado el certamen de Miss Mundo en Londres y los proyectos para trabajar en España no cesan de surgirle. "Creo que he tenido uno de los mejores años de mi vida. A nivel profesional hice cosas que, para mí, han sido muy significativas, como, por ejemplo, presentar en Londres el reciente certamen de Miss Mundo, con un idioma que no es el mío. Fue todo un reto y una enorme oportunidad. Es una cosa de las más importantes que me han pasado en mi carrera, ya que es una forma de internacionalizar mi trabajo. Además, los proyectos profesionales en España se van consolidando poco a poco."

Además Rebecca es una romántica. El amor es algo imprevisible para ella. "El amor es algo que se siente. Quiero tener a mi lado a un hombre con principios y valores y no perder el tiempo. Y me da igual cuándo llegue, ya pasen tres meses o tres años. La vida tiene mucha magia". Aunque el amor no es una de sus prioridades en este momento, la presentadora mexicana quiere formar una familia: "Como las mujeres tenemos la maravillosa oportunidad de ser madres, sentimos la llamada, por decirlo de alguna forma, de la maternidad. Quiero formar una familia y tener hijos. Y eso es algo que tengo ganas de ver realizado."

La verdad es que Rebecca se siente muy a gusto en España, aquí tiene muy buenos amigos como la familia Bosé que la acogido en su casa, lo que hace que no eche de menos su país ni a su familia. "¡Yo me quedaría a vivir allí para siempre! Cada día me siento mejor y la amistad con Miguel se solidifica cada vez más. La confianza que tengo es muy fuerte y no la tengo con ninguna otra persona. No sé, creo que es un sentimiento mutuo de mucho respeto y entendimiento y aquí me siento como en casa: tengo mi independencia…".

Más sobre: