LAURA WELCH, ESPOSA DE GEORGE BUSH, DEBERÍA SER LA NUEVA PRIMERA DAMA DE LOS ESTADOS UNIDOS

Ha obtenido el 54,2 por ciento de los votos de nuestra encuesta

Las reciente elecciones en los Estados Unidos han desatado una polémica sin precedentes en la historia del país. Desde que el pasado día 7 los ciudadanos acudiesen a las urnas, la situación, lejos de aclararse, se ha complicado cada vez más. Un largo proceso de escrutinio de votos y más de doce horas de incertidumbre terminaron con una de las noches electorales más largas que se recuerdan, pero dieron lugar al comienzo de un entramado proceso, cuya solución, aún no se vislumbra en el horizonte.

Votos por correo, recuentos manuales en Florida, tribunales, jueces y magistrados, lo cierto es que el demócrata Albert Gore y el republicano, George Bush, veinte días después de los comicios, continúan disputándose los 25 votos electorales que decidirán quién será el nuevo inquilino de la Casa Blanca. Hola.com propuso a los navegantes, a través de una encuesta, que decidieran quién debería ser la primera dama de los Estados Unidos. Y los lectores han decidido que Laura Welch es la candidata perfecta para ello. Con un 54,2 por ciento de los votos, la esposa de George Bush se ha impuesto a Mary Elizabeth Aitcheson, más conocida como Tipper, esposa de Al Gore.

Laura Bush -a ojos del electorado republicano, una mujer hecha a semejanza de su suegra, Barbara Bush- es una mujer discreta. La política no le atrae en absoluto y, a estas alturas, todavía no ha comprendido del todo por qué atrae tanto a su marido. Tipper Gore, de 52 años, ha representado el papel perfecto. Siempre al lado de su esposo, proyectando la imagen de una primera dama conservadora. Un hombro para el presidente, sin ambiciones políticas más allá de sus compromisos sociales y de su trabajo en el Congreso.

Más sobre: