MONTSERRAT CABALLÉ, INVESTIDA DOCTORA 'HONORIS CAUSA' EN MOSCÚ

Durante su estancia en la capital rusa, la soprano ofreció un concierto benéfico en favor de los niños discapacitados

Moscú se ha rendido a los pies de Montserrat Caballé; la soprano no sólo ha sabido conquistar el corazón de los ciudadanos rusos con su voz, sino también con su corazón. La soprano ha recibido el Doctorado Honoris Causa de la universidad de tecnología química Mendeléev de Moscú por su gran labor en favor de los niños discapacitados así como por su trabajo cultural como embajadora de buena voluntad de la UNESCO. El tenor José Carreras recibió el mismo reconocimiento hace dos años.

Montserrat Caballé, que fue investida con la toga, la medalla y el birrete de manos de Pavel Sarkisov, el rector de la universidad, recibió el título con gran emoción y sorpresa por el carácter del doctorado, una especialidad bastante alejada de su arte: "Desconozco las razones por las cuales me entregan este título, ya que no he hecho nada para la ciencia", afirmó la soprano. La ceremonia se celebró en el salón de actos de la misma universidad y a ella asistió la élite de la ciencia y el arte rusos. Una gran ovación interrumpió el discurso de la gran artista del bel canto cuando repasó los lazos que la unen con Moscú. La cantante actuó por primera vez en la ciudad en 1974 en el célebre teatro Bolshoi con la compañía del teatro de La Scala de Milán y, desde entonces, ha ofrecido varios conciertos en la capital rusa.
br> La soprano afirmó: "Me es más entrañable de todo lo que ustedes puedan imaginar recibir este honor" y recordó su apoyo a la campaña de la Unesco para salvar el teatro Bolshoi y la concesión de la orden de la amistad de Rusia en 1997.
Durante su estancia, Montserrat Caballé ofrecío, junto a su hija Montserrat Martí y el tenor Óscar Martín, un concierto benéfico en la galería Gostiny Dvor, a favor de los niños discapacitados. Al recital asistió, Ludmila Putin, esposa del presidente ruso.

Más sobre

Regístrate para comentar