DIY

¡Atrévete con los elementos decorativos de crochet, tricot y punto!

Consigue un hogar más confortable y acogedor con las infinitas posibilidades que se abren ante ti con un par de agujas. Comprobarás que los elementos decorativos de crochet, tricot y punto no son cosas del pasado, sino que son protagonistas de un mundo interesante y original de decoración.

Tejer ya no sirve únicamente para confeccionar gorritos, guantes, jerseys o bufandas. Últimamente se ha extendido el uso de diversos materiales y técnicas al ámbito decorativo. Y es que las ideas que a continuación te presentamos, realizadas con crochet, tricot y punto, le darán un toque más hogareño y cálido a tu casa. ¡Toma nota y coge las agujas!

“Crafts” para tu cocina

Para completar el equipamiento de tu cocina de una manera original, no hay nada mejor que optar por los elementos hechos por ti misma, que además, en este caso, no tienen patrones complicados y puedes confeccionarlos perfectamente tú sola, aunque seas amateur en esto del punto o el ganchillo. Atrévete con:

- Paños y toallas de cocina. Pueden ser sencillos o con detalles más complejos, de muchos o pocos colores… Lo que está claro es que, sean como sean, resultarán más vistosos que los que se adquieren en tiendas.

- Agarraollas. No te arriesgues y asegúrate protección frente a los cacharros calientes con las típicas piezas cuadradas que pueden confeccionar hasta las más novatas en esto del tejer.

- Posavasos. Otra opción para principiantes y donde el límite es la imaginación: formas, colores, tamaños, etc.

- Aislantes para las tazas. Para aquellas a las que les gusta un buen té y disfrutan con el calor que produce sujetar la taza con las dos manos, unos aislantes de punto o ganchillo harán la experiencia más segura y agradable.

ganchillo2VER GALERÍA

Ideas para las habitaciones o el salón

Para los espacios del hogar donde se descansa o se disfruta con la familia y los amigos, las piezas decorativas que proponemos ya son un poco más grandes y complicadas, pero merecen la pena por el resultado que dan.

  • Forro de sillas o sillones. Si tienes un asiento que no convence del todo, considera esta opción para darle una apariencia totalmente nueva.
  • Pufs. Darle un nuevo aire a estas piezas es muy fácil con técnicas de punto.
  • Cojines. Como decíamos anteriormente con los posavasos, aquí también vemos que la imaginación no tiene límite. Con infinitas inspiraciones, customizar nuestros cojines puede ser una de las mejores maneras de conseguir un hogar mucho más interesante.
  • Alfombras. Con un punto considerablemente ancho, puedes confeccionar piezas muy calentitas y confortables.
  • Mantas. No pases frío si tienes un ovillo y unas agujas a mano. De ganchillo, de punto fino o grueso, de un color o de varios… Internet es un fondo sin fondo de inspiración.
  • Lámparas. Elaborar las fundas de las lámparas en ganchillo puede ser más complicado pero, desde luego, el resultado merece la pena si quieres dar a tu hogar un aire romántico o bohemio.
  • Macetas colgantes. Cuelga tus plantas del techo confeccionando los soportes con punto.
  • Cuadros decorativos. Una idea muy interesante para las paredes o para decorar los muebles es enmarcar, como si de una foto o cuadro se tratase, una pieza confeccionada con punto o ganchillo y que tenga detalles más o menos complejos.
  • Cestas. Guarda tus toallas, revistas, ovillos, mantas o lo que quieras en las cestas confeccionadas por ti misma.

Y aún hay mucho más…

Acabamos este artículo destacando algunas ideas más para llenar tu hogar de bonitas y acogedoras piezas hechas a mano.

- Coronas para la puerta de entrada. No hace falta que sea Navidad para decorar la entrada de tu casa.

- Para los niños. Confecciona tú mismo los peluches de tus hijos inspirándote en sus dibujos animados favoritos.

- Para tus mascotas. Si te gustan los gatos y tienes uno, elabora una camita para ellos en la que puedan pasar las horas tranquilamente.

Más sobre

Regístrate para comentar