harry-meghan-hotel

Descubrimos el exclusivo 'resort' en el que se alojan el príncipe Harry y Meghan Markle en Jamaica

El príncipe Harry y Meghan Markle han vuelto ha demostrar este fin de semana que su relación va viento en popa acudiendo juntos a la boda de su buen amigo Tom 'Skippy' Inskip con la agente literaria Lara Hughes-Young, un enlace de tres días de duración. Aunque habrían llegado a Montego Bay por separado, parece que durante la ceremonia se mantuvieron inseparables y muy cariñosos. "Se les veía muy enamorados", ha revelado una de las personas que allí se encontraban a la revista People, añadiendo que Harry pasó un largo rato presentando a Meghan a sus amigos. 

harry1VER GALERÍA

Y es que el Príncipe y su novia se encuentran en el lugar perfecto para pasar un fin de semana mágico. No solo por el romanticismo inherente a cualquier boda, sino también por el escenario del enlace en sí. Los asistentes se hospedan en un complejo hotelero de lujo que ha sido cerrado para la ocasión, un auténtico paraíso tanto para los novios como para sus invitados, Harry y Meghan entre ellos.

Se trata del The Round Hill Hotel & Villas, una de las propiedades más exclusivas de la isla, con una extensión de 445.154 metros cuadrados. En un magnífico enclave con vistas a las turquesas aguas de la bahía, sus huéspedes disfrutan de todo tipo de comodidades. Así, Harry y Meghan podrán saborear las delicias de su galardonado restaurante junto al mar -entre los varios establecimientos que incluyen en su oferta gastronómica-, o relajarse en el spa, poniéndose en manos de sus masajistas, nadando en su impresionante piscina o haciendo ejercicio en el gimnasio. 

Y eso solo en las zonas comunes. Este resort, además, cuenta con 36 habitaciones frente al océano diseñadas por Ralph Lauren, así como 27 villas jamaicanas privadas de lujo de cuatro categorías diferentes. En cualquiera de las opciones de alojamiento, el hotel garantiza la absoluta comodidad de los huéspedes con un servicio excepcional. 

La celebración de bodas es precisamente uno de los puntos fuertes de este complejo hotelero, que en su página web muestra diferentes paquetes nupciales dependiendo de las preferencias de los novios, dando además la posibilidad de personalizar en función de las necesidades de las parejas. Comenzando por las maravillosas localizaciones, pudiendo darse el "sí, quiero" bajo el sol en la playa, en una extensión de hierba junto al mar o en una terraza elevada con vistas panorámicas. 

Un pequeño edén tropical en el que Harry y Meghan han podido disfrutar de su romántico fin de semana divirtiéndose, además, con la compañía de sus amigos.

Más sobre: