Antigüedades asiáticas de gran valor se subastan en Christie's

La famosa casa de subastas pone a la venta la semana que viene un gran número de antigüedades procedentes de China y Japón

Las antigüedades asiáticas están de moda. Es algo que se ha ido evidenciando en los últimos años. Sobre todo, en las ferias de mobiliario y antigüedades más importantes del mundo. Pero también en subastas de valiosas piezas provenientes de aquél continente.
Ya lo contamos hace poco más de un año, cuando estuvimos en la BRAFA, la feria de arte y antigüedades de Bruselas. El arte chino fue una de las estrellas de aquella cita, a la que acudieron compradores de China y Singapur que quieren recuperar antiguas piezas repartidas por el mundo, para retornarlas a sus países de origen.


La subasta tendrá lugar la semana próxima en la sede de Londres de Christie's. (PULSA SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA)

Como comentamos, la otra opción con que cuentan estos aficionados —con dinero, eso sí— son las subastas. Por eso, la que la casa Christie’s celebra la próxima semana (días 14 al 17 de mayo) en Londres, es una extraordinaria oportunidad. Y se espera que tenga un gran éxito de público.
Porque algunas de las piezas que se ofrecen son muy raras y, por lo tanto, muy valiosas. Se trata en total de 300 lotes, que abarcan la dinastía Tang hasta el siglo 20. Es particularmente rica la oferta de jades, porcelanas y esculturas budistas. Los precios de las obras oscilan de poco más de 2.000 € a cerca de 600.000 €. Por lo que se espera recaudar en torno a los siete millones de €.


Los elefantes se entendían como un talismán en la cultura china.

De entre todas estas maravillas destacan dos extrañas y grandes pagodas (miden más de metro y medio de altura) pertenecientes a un amplio grupo de pagodas que datan del periodo Qianlong Jiaqing (1750-1800). Es la primera vez que tales pagodas salen a subasta. Están decoradas principalmente en vidriado azul con hierro esmaltado en rojo y dorado. Se calcula que alcanzarán los 300.000 €.
Otra de las atracciones de la subasta son un par de magníficos elefantes de gran tamaño de la misma época que las pagodas. Provienen de una familia europea de aristócratas que los adquirió en 1988. Considerados como una especie de talismán de la buena suerte, la prosperidad y la paz, estos elefantes reflejan el interés y aprecio de estos animales en la cultura china.


Las antigüedades asiáticas son tendencia en el mundo de las subastas.

Las piezas de estética japonesa tienen entidad propia en esta subasta. Así que, coincidiendo con una importante convención Netsuke (esculturas en miniatura creadas en el siglo XVII en Japón), se realizará una venta de este tipo de obras. Con la presencia de importantes piezas provenientes de colecciones privadas, como la del Marqués Costa de Beauregard, muchas de las cuales no se han visto en el mercado desde 1930.
Esta sección de la subasta consta de 450 lotes que representan 400 años de arte japonés. Los que abarcan del temprano período de Edo hasta el siglo XX. También se podrán adquirir grabados ukiyo-e de la colección de Nicolás Bouvier; una colección privada de laca, así como espadas y armaduras.

De entre todas estas asombrosas piezas, nos ha enamorado un precioso joyero de boda lacado que data del periodo Edo, a principios del siglo XVII. Las lacas de esa época se denominan de “Transición”. Y fueron producidas para la exportación a Occidente, sobre todo para los mercados portugués y holandés.
Esta cajita es una obra de gran valor: hay un ejemplo similar en el Museo Victoria and Albert. Está decorado en oro, plata y rojo. Cuenta con incrustaciones en madreperla. La puerta con bisagras se abre para revelar tres cajones. El precio de venta estimado oscila entre 10.000 y 15.000 €.

Más información:
www.christies.com

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema