31 ENERO 2013

Tocadores de ensueño para sentirse como Blancanieves

Si quieres pronunciar las famosas palabras de la Madrastra de Blancanieves, “espejito, espejito”, hazte con uno de estos maravillosos tocadores.

Aunque no está bien generalizar, la realidad es que a la mayoría de las mujeres nos gusta arreglarnos tranquilamente. En un espacio apropiado para ello, claro. Con suficiente luz, un espejo en el que mirarnos y todos nuestros ‘útiles’ a mano: cremas, maquillajes, peines, horquillas, joyas…
Vamos, un tocador, al más puro estilo de Joan Fontaine en Rebeca, de Alfred Hitchcock. Pero en estos tiempos que corren no es habitual contar con una de estas piezas. Quizás porque tampoco lo es contar con espacio para ello en el dormitorio ni en el cuarto de baño.



Retocarse será un placer con este modelo de BD Barcelona. (PULSA EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA DE FOTOS)


Pero eso no significa que no se diseñen. Porque muchas mujeres tienen la suerte de disfrutar de uno de estos. Como los de la firma BD Barcelona. Chandlo es uno de ellos. Diseñado por la pareja de creadores que componen Doshi Levien, el tocador formaba parte de una instalación para la IMM Colonia, que reflejaba la visión de ambos de lo que sería un hogar perfecto.
Chandlo estaba situado en la zona del vestidor con una yuxtaposición arquitectónica de formas y planos para poder ser visto desde todos los ángulos. El tocador cuenta con una estructura en fresno macizo teñida en negro acabado mate. Con patas en tubo de acero pintadas en color verde brillante.
El centro de la pieza es el espejo central, compuesto de un marco de acero pintada en rojo, y una trasera de DM lacada en negro con una cuadrícula serigrafiada en blanco brillante. Y para que arreglarse no pueda resultar más cómodo, Chandlo está acompañado por un banco con líneas plateadas bordadas en un cojín de cuero.



Para las que no pueden dejar de mirarse al espejo y necesitan una dosis extra de luz


Lyndon Neri y Rossana Hu son los artífices del otro tocador de la firma catalana: The Narcissist. En el trabajo de Lyndon y Rossana confluyen los rasgos del diseño occidental contemporáneo con las raíces de la tradición oriental. Este proyecto nace de un guión pensado a su medida: el tocador es una tipología de mobiliario muy común en la cultura de oriente que está en extinción.
El cuerpo exterior está fabricado en contrachapado de haya con caras exteriores en DM lacado en negro brillante. La zona interior es de roble macizo barnizado natural. La pieza está coronada por una celosía con cristales incrustados de Swarovski que genera una atmósfera muy especial cuando filtra la luz.



Un auténtico cofre de los deseos donde guardar todos los objetos de belleza


El Joyero de Jaime Tresserra está más alejado del concepto de tocador y se acerca al de arca de lo tesoros. El creador catalán lo dice así: “Es un lujoso cofre dónde proteger los pequeños objetos mágicos cómplices de nuestra belleza. Aquellos que reavivan los recuerdos de un amor. Aquellos que retienen el rastro de un perfume y en definitiva, que narran los fragmentos de nuestra vida”.
El mueble está compuesto por una consola y dos cofres superpuestos así como de una cerradura de seguridad y de un espejo de mano movible. El interior está forrado de cuero color avellana o marrón oscuro y dividido en compartimentos para poder organizar el contenido. Y no deja de ser una joya en sí mismo.

Más información:

www.bdbarcelona.com

www.tresserra.com
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo