Prolonga la vida útil de tus electrodomésticos

La mayoría de las averías que se producen en casa se deben a la mala ubicación de los aparatos eléctricos

Después de las vacaciones, toca volver a la realidad. Volvemos a caer en la cuenta de esa lista de cosas que tenemos pendientes de realizar en casa: pintar alguna habitación, colgar algún cuadro o arreglar alguna avería eléctrica. Y esto último no podemos demorarlo más porque puede causar daños aún mayores y costosos. La mayoría de los fallos en los electrodomésticos se producen por su mala instalación. Y, sobre todo, por la mala ubicación física de los aparatos eléctricos lo que puede llegar a producir múltiples complicaciones y un mal funcionamiento. Por ello, toma buena nota de los consejos que Reparalia (una empresa especializada en el hogar y la gestión integral de siniestros y reparaciones)  te ofrece para alargar la vida útil de tus electrodomésticos:

  • Nevera: Hay que colocarla fuera de focos de calor como el horno, la vitrocerámica o la calefacción para evitar un sobrecalentamiento y su mal funcionamiento.
  • Lavadora: Nunca debe instalarse a la intemperie o a temperaturas bajo congelamiento. Si se encuentra sobre una alfombra, la base de la máquina no debe estar obstruida. Y siempre debe guardarse un espacio de aire con los muebles que tenga al lado.
  • Horno: En este caso, todo los muebles que estén a su alrededor han de ser resistentes por lo menos a temperaturas de 90ºC. También debe dejarse un hueco entre el horno y la parte posterior del electrodoméstico.
  • Microondas: Nunca debe colocarse en el espacio que queda bajo el termo eléctrico, aunque sea una práctica muy habitual en muchos hogares. Una fuga de agua podría producir algún cortocircuito.
  • Vitrocerámica: Una tapa protectora es la mejor solución para evitar roturas de cristales ya que este aparato siempre suele estar sobreexpuesto a golpes.

No olvides que una solución ideal es contar con un servicio de mantenimiento para todos los electrodomésticos ya que, una revisión periódica de los aparatos evitará incidencias y problemas graves futuros.
Además, si tu casa es una vivienda antigüa no puedes dejar de revisar tu instalación eléctrica porque corre peligro de sufrir un cortocircuito. Y es que cuanto más años tenga la instalación, mayor es el riesgo de que se produzca un incendio por sobrecarga de las líneas. Para que esto no ocurra, debes seguir estas indicaciones:

  • En necesario que conozcas la potencia contratada con tu compañía eléctrica.
  • Conseguir un buen cuadro eléctrico, es decir, separar lo máximo los distintos circuitos eléctricos que existan en la vivienda. Si individualizamos cada circuito, es decir, uno para el alumbrado, otro para los enchufes..., mejor funcionará y mejor protegida estará.
  • Es importante una buena sección de cable en toda la vivienda.
  • Se recomienda que todos los enchufes de la vivienda sean de 16 amperios.
  • Evitar las tomas múltiples de corrientes como las regletas donde se conectan infinidad de aparatos en el mismo punto. Esta práctica produce calentamientos y aumenta el riesgo de avería.

 Y si quieres realizar alguna modificación en ella, es necesario que acudas a un experto cualificado. Te informará del estado actual de tu instalación y asesorará sobre si el circuito antiguo es compatible con el funcionamiento de nuevos electrodomésticos.

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema