Jarrones de todos los estilos y para todos los gustos

De los clásicos floreros de cristal a otros más modernos de barro o polimetilmetacrilato, el contenedor es tan importante como el contenido

En alguna otra ocasión hemos hablado en estas páginas de lo decorativas que resultan las flores naturales en una casa. Pero igual que son importantes la combinación de colores y las distintas especies que se empleen en un ramo, es importante el contenedor.
Vamos, los jarrones en los que colocamos esas flores y plantas. Lo más tradicional es emplear los de cristal, generalmente transparente. Pero hay montones de posibilidades. En materiales, pero también en estilos, de los más clásicos a los más modernos.



La firma Kartell nos propone decorar nuestra casa con los colores del arco iris. (PULSA EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA DE FOTOS)


La firma Kartell, por ejemplo, propone una serie de piezas muy divertidas de polimetilmetacrilato, con la boca muy amplia, disponibles en multitud de alegres colores: amarillo, rosa, verde, azul, blanco mate y negro mate.
Shanghai se abre desde la base hasta la boca y consigue un efecto como de luz refractada, como si fuera un prisma de cristal con resplandores y sombras que se alternan y crean formas geométricas irregulares. Un efecto multicolor, como su homónimo oriental.



Puedes optar por unos floreros muy 'naturales' hechos a mano y con barro


Pero para floreros originales, el de la firma danesa Normann Copenhagen. Grass está diseñado para aquellas flores comunes en las que a diario no reparamos. Es el florero que saca la naturaleza de su entorno para insertarla en su interior.
Cada uno de estos floreros está hecho a mano, con barro y por las manos de la pareja de diseñadores que forman Claydies, Karen Kjældgård-Larsen y Tine Broksø, que dicen: “Grass está inspirado en las cunetas. Para nosotras una cuneta llena de flores salvajes es la perfecta imagen de la naturaleza danesa. Si dentro del florero Grass colocas un simple diente de león, un cardo ocualquier otra flor recogida del campo, quedará genial”.

Pero como hay gustos más tradicionales, también se puede optar por los jarrones más clásicos, de cristal transparente. Los de la prestigiosa firma Cristal Sevres elaboran cada pieza con técnicas como el soplado a boca y la talla y decoración a mano. Ejemplo de esta delicadeza es la pieza denominada Etrusque, disponible en dos tamaños, 20 y 24 centímetros.
De diferentes formas y estilos son los floreros de la colección Light&Flowers, de Villeroy&Boch. Los hay redondos, cuadrados, alargados, achatados, lisos o rayados. Y todos ellos tienen nombres de lo más evocadores: Rosas, Jacinto, Azucena y Tulipán.

Más información:

www.kartell.it

www.normann-copenhagen.com

www.cristalsevres.com
 

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema