Paneles decorativos: piezas de un rompecabezas

Puedes participar de manera activa en la composición de algunas piezas decorativas en casa. Stua y Sancal te lo ponen en bandeja

Cuando hablamos de decoración y, más concretamente, de piezas de mobiliario que decoran, solemos referirnos a sofás, sillas, griferías, luminarias o cabeceros que se colocan tal y como se venden. Sin dejar mucho lugar a la creatividad y participación de quien lo compra y lo coloca.
Evidentemente, es una opción muy sencilla y acertada. Sólo hay que elegir bien en la tienda donde se va a adquirir ese objeto o mueble. Y colocarlo en el lugar apropiado, aquél en el que se luzca como se merece.



Pero no siempre tiene por qué ser así. Y de hecho, cada es más habitual encontrarse objetos decorativos en los que también “participa” el cliente. Lo hemos visto, por supuesto, en los vinilos, que cuentan con mil posibilidades de composición. O en el modelo de alfombras Unión, de Jon Santacoloma.
Esa misma oportunidad, pero en la pared te la ofrece Jon Gasca con Satellite, los paneles acústicos de la firma Stua. Con las mismas formas orgánicas de las mesas Eclipse, estos paneles tienen cuatro diferentes formas y tamaños.

Pueden colocarse a dos distancias diferentes de la pared, lo que permite que sus formas puedan solaparse entre sí. Esto nos ayuda a ser creativos a la hora de formar diferentes figuras con los paneles. Se puede optar por ser discretos en colores suaves o singulares si se utilizan colores llamativos.
Pero esta idea no es sólo divertida y decorativa, porque estos paneles no son un simple adorno: están creados con el objetivo de reducir el ruido de la estancia donde se coloquen. Están realizados con foam ignífugo insonorizante en el interior, y tapizado con telas de la colección de Stua.



La creatividad del usuario es también fundamental a la hora de colocar el cabecero de Sancal denominado Patchwork. La idea ha sido trasladar ese rico mosaico de formas, texturas y colores que son las tradicionales colchas de patchwork del colchón a la pared, a modo de cabezal. Su geometría se inspira en el Suprematismo de Kazimir Malevich, del cual Rafa García, su diseñador, se confiesa admirador.
Patchwork consta de cuatro piezas que podemos combinar a nuestro antojo. Cada panel se inserta fácilmente en una ligera barra de aluminio y es posible colocarlos en distintas posiciones. Dependiendo de la orientación de las piezas es posible conseguir una composición más sobria y serena o una más irregular y sugerente.

Más información:
www.stua.com
www.sancal.com

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema