13 ENERO 2012

Sillas: ¡Se llevan las curvas!

Se acabó el minimalismo exagerado en los asientos. Al menos sí en estos de Felicerossi, Tacchini y Paco Camús

Durante mucho tiempo todo lo que se veía en decoración tenía que ver con aquello del minimalismo. Las líneas y los ángulos rectos eran los reyes que mandaban en plan déspota junto con los perfiles sencillos, sin ningún tipo de adorno o curva.
Pero ya nos daba pistas hace unos meses Nacho García de Vinuesa sobre la nueva tendencia, que desterraba ese minimalismo exagerado, casi agresivo. Vale que no es necesario que todo lo que se tenga que diseñar ahora sea barroco, pero podemos buscar un punto medio.



Hasta hace bien poco, el diseño estaba domininado por la tendencia minimalista. Pero las curvas están retomando su sitio, al menos en estas sillas. (PULSA SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA)

 

Como el que encontramos en las curvas de los asientos que te presentamos hoy. No hay diseño recargado o abullonado aquí, pero tampoco rectitud. Porque las líneas sinuosas son muy atractivas.
Para comprobarlo, basta con echar un vistazo a Divina, un sillón absolutamente tentador diseñado por Jacco Bregonje para la firma Felicerossi (a la venta en exclusiva en Cubiña). Realizado en poliuretano con estructura de metal, posee un brazo que se puede utilizar de reposabrazos así como de mesa, como las antiguas sillas de academia.
El diseño está pensado para que sus curvas se adapten lo máximo posible a la forma del cuerpo humano, acomodando tanto a aquellas personas que necesitan utilizar la pieza y su brazo como a los que tan sólo desean un ratito de descanso.

La firma italiana también ofrece curvas en Felicerosa, diseñada por Karim Rashid. Sorprendente y hasta divertida, esta butaca se abre como una flor al tiempo que añade un toque de color y textura a la estancia donde se coloque (muy al estilo del diseñador egipcio).
Para cubrir gustos de lo más variopinto, esta pieza semicircular está disponible en varios acabados: tapizado en diversos tejidos, mate o con brillo intenso. Los brazos se puedes customizar añadiéndole incrustaciones de diferentes materiales.



Diseñar un asiento de formas curvas pero ligero era un reto para Gordon Guillomier. Por eso empleó contornos delgados para su Curve.

 

También es italiana la firma Tacchini, que combina a la perfección líneas rectas y curvas con esta Curve. Su diseñador, Gordon Guillomier, tuvo claro desde que afrontó el proyecto que eso era exactamente lo que quería, por aquello de que lo curvo a veces es incompatible con lo ligero.
Por eso, la estructura del asiento se compone de tres elementos unidos de manera que los contornos se definen por los bordes delgados, más que por las formas contundentes. El resultado es una creación completa de marco ligero pero redondo al mismo tiempo.

Quizás menos curvilínea pero igualmente sinuosas son las sillas Lady Sting, algo así como un ‘clásico’ en la colección del singular diseñador español Paco Camús. Su nombre (Sting signifia aguijón) “resulta evidente viendo su forma y ‘Lady’ refuerza su carácter femenino”, comenta el creador.
Su utilidad está orientada sobre todo a espacios de escaso uso cotidiano, pero de alto contenido simbólico. “Podríamos decir que más que una silla es una humilde banqueta con ademanes de marquesa estirada (muy estirada)”, sentencia Camús.


Más información:

www.felicerossi.it

www.cubinya.es

www.tacchini.it

www.pacocamus.com

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo