El placer de envolverse en una cálida toalla

Salir de la ducha o el baño y colocarse una toalla calentita es un placer que sólo mejora si el toallero eléctrico es de diseño. Como éstos.

En las últimas semanas le hemos dedicado sendos reportajes a los radiadores de diseño, esos que por su aspecto físico se salen de lo normal. Y a los beneficios de un buen baño relajante en una bañera de esas que quitan el hipo.
Pues bien, si unimos ambas ideas, nos encontramos con una pieza cada vez más habitual en los cuartos de baño más actuales: los toalleros eléctricos. Porque salir de un baño calentito y relajante y rodearse el cuerpo con una toalla previamente calentada, es un verdadero placer.



Para conseguirlo, te recomendamos que recurras a toalleros eléctricos o secatoallas de esos que con su sola presencia levantan el aspecto de un espacio. Como los de la firma española Oxil. Entre sus novedades de los últimos meses, la colección Twist es muy práctica porque se puede colocar en posición horizontal o vertical y es adaptable a cualquier espacio.
De aspecto más minimalista es Marc, que se distingue por su gran capacidad y su potencia (150 watios). Los hay en varias medidas y acabados. Puedes utilizar los cromo brillo para un cuarto de baño clásico. Y para los más vanguardistas, el acero inoxidable. La misma firma propone un recurso más sencillo: perchas especiales para colocar toallas y albornoces. Calientan y dan un toque de color.



La posibilidad que presenta la sorprendente firma —italiana tenían que ser— de radiadores Deltacalor tiene la discreción como máxima. Se llama Towel Box, está diseñada por Peter Jamieson y, en efecto, se trata de una caja. Un concepto realmente novedoso para mantener la toalla calentita.
Más que un sistema de calefacción, parece un accesorio de mobiliario. Se compone de una estructura de acero diseñada para ‘abrazar’ la toalla, y de un módulo que se inclina de manera ergonómica permitiendo sacar e introducir la toalla libremente. Al cerrar el panel, la toalla queda como enmarcada.

Ideos es el nombre de una de las novedades de la firma suiza Kermi (filial de Arbonia) y se caracteriza por sus elementos con forma de estrella, que forman un conjunto de lo más atractivo. En sí mismo no es un toallero eléctrico, pero está pensado para colocarle un gancho que lo convierta exactamente en eso.
Su mayor atractivo tiene que ver con que además de estar conectado a la calefacción central, puede ser un calefactor eléctrico adicional. Ofrece un alto nivel de producción de calor y tiempos de calentamiento muy corto.

Más información:
www.oxilsl.com
www.deltacalor.com
www.arbonia.es

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema