26 FEBRERO 2010

Cómo camuflar los radiadores de tu casa con estilo

Son un elemento imprescindible aunque, a veces, pueden romper la estética de la casa. Te contamos cómo integrarlos en la decoración

Los radiadores son un elemento indispensable en una casa, especialmente durante un invierno como el que estamos pasando. Sin embargo, en algunas ocasiones pueden romper la armonia decorativa de la casa, a pesar de su funcionalidad.

En cualquier caso, existen múltiples soluciones para “esconderlos”, como es el caso de los cubre-radiadores que, además de ser un elemento funcional, puede resultar de lo más decorativo.

Una útil solución estética, que además ofrece la posibilidad de evitar riesgos de quemaduras, especialmente en los niños pequeños.

Funcionalidad y estética a partes iguales
Existen numerosos tamaños de radiadores y para cada uno de ellos el mercado ofrece numerosas propuestas, a cuál más interesante. Desde las más modernas a las más clásicas, para que se adapte no sólo a las medidas de la calefacción sino también al estilo de tu casa, evitando que algunos radiadores que no cuentan con una estética demasiado agradable queden completamente cubiertos, y lo último que puedan pensar tus invitados es que debajo de ese mueble tan espectacular, se encuentra la calefacción.

null
PINCHA SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA COMPLETA (Foto: Forjas Beltrán)
Como ocurre con los radiadores y artefactos para la calefacción en general, los cubre-radiadores cuentan con una amplia oferta de modelos. En la actualidad, el mercado nos presenta una vasta variedad de modelos con diseños modernos y atractivos de cubre-radiadores, con éstos es altamente probable que consigamos aquel que se ajuste al objetivo decorativo que perseguimos.

En algunos casos, los muebles que cubren los radiadores pueden hacerlo de manera completa o sólo de forma parcial, eso dependerá únicamente de tu gusto, pero opciones, seguro, no te van a faltar.

Evitarás el riesgo de quemarte
El cubre-radiador además de la funcionalidad que proporciona cubriendo la calefacción, también puede servirte para colocar otra serie de elementos decorativos como marcos de fotos, jarrones o cualquier otro tipo de accesorios.

La situación de los radiadores también es importante, en el caso de que se encuentre en la entrada de la casa podemos usarlo como recibidor y dejar allí las llaves, las cartas, etc.

Los cubre-radiadores no sólo tapan la calefacción, sino el resto de elementos que se calientan en exceso, como los tubos del agua caliente que llegan desde la caldera, lo que evitará completamente la posibilidad de que se produzca un accidente y alguien pueda quemarse.

Algunos de estos modelos cuentan con puertas abatibles o rendijas para que el calor de la calefacción no se pierda y se logre la temperatura necesaria para calentar la estancia en la que está instalada.

¿Conoces otra forma de cubrir los radiadores sin que pierdan su funcionalidad? Entra en nuestro foro
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo