Halógenos, otra forma de dar luz

Una de las mejores opciones para dar una iluminación ambiental y nítida a tu casa

En los últimos tiempos, los halógenos se han convertido en opción preferente a la hora de iluminar tu hogar. La ventaja es que la disposición que se le puede dar en cualquiera de las estancias de la casa no deja ni un solo punto sin iluminar, además de que consigue que la luz ambiental sea nítida, sin quitarle por ello esa sensación acogedora a tu casa.
Las bombillas generan gran cantidad de luz blanca y pura, lo que las hacen perfectas para crear un haz indirecto.

nullVER GALERÍA

Dirige la luz hacia el lugar que te interese. Foto: Vibia
(Para ver el resto de imágenes pulsa sobre la imágen)




Destaca los lugares que más te interesan
Los diseñadores de lámparas se han dado cuenta de que este mercado es uno de los que están en alza y han creado auténticas maravillas pensadas para iluminar con halógenos.

Entre las principales ventajas con las que cuentan estas lámparas, es que puedes colocarlas en cualquier lugar. Esa versatilidad te ahorra la necesidad de tener que iluminar tus estancias por medio de enormes lámparas, puesto que a veces los metros de tu casa, sencillamente,  no te lo permiten.

Pequeños apliques desde los que sale luz serán la solución ideal para que tu casa no resulte oscura y puedas darle luminosidad, tanta como prefieras. Lo ideal es focalizar la luz a paredes y techos. Con esta disposición, evitarás el riesgo de dañar la vista, ya que la fuerza de los halógenos es mayor que la de las bombillas normales, y conseguirás también dar amplitud a los espacios.

Ilumina tu casa sin objetos que estorben
Si además en la decoración de tu hogar pretendes destacar ciertos detalles de manera especial, los halógenos aportan mucho juego, no sólo en el interior sino en los exteriores de tu casa.

Por ejemplo, si la decoración de tu casa tiene objetos y mobiliario realizado a base de compuestos de metal, cerámica o cristal, los halógenos te permitirán destacar estas partes, hasta el punto de que éstas brillen todavía más.

Conviene señalar que muchas personas consideran que la luz que dan los halógenos genera una sensación de frialdad similar a la de las oficinas; objeción pertinente si las comparamos con otro tipo de bombillas, como pueden ser las incandescentes. Si bien es cierto que la luz convencional es mucho más cálida, esto no quiere decir que el efecto luminoso que generan los halógenos en algunas partes de la casa haga que ésta parezca un lugar impersonal.

Lo ideal es aunar ambos tipos de luz para que la iluminación de tu casa resulte perfecta y puedas destacar aquellos elementos decorativos de los que te sientas más orgullosa.

 

Más sobre

Regístrate para comentar