22 OCTUBRE 2009

Corta tus azulejos con una precisión perfecta

Te contamos paso a paso, cómo marcar, cortar o variar las dimensiones de esos azulejos que vas a utilizar para la reforma de tu cocina o baño

Ampliar
Con este tipo de tenazas podrás cortar los cantos de los azulejos sin ningún problema. Foto: Planeta. 
Anteriormente te explicábamos cómo alicatar las paredes de tu cocina o tu cuarto de baño. En este sentido, una de las técnicas que resulta obligatorio conocer es la de cortar azulejos, para rellenar esos huecos y esquinas en los que no puedes colocar una unidad entera.

Para cortar y colocar este tipo de piezas necesitarás una escuadra y un lápiz. En caso de que tengas que cortar azulejos de varios tamaños, deberás enumerar la parte posterior del azulejo y los espacios correspondientes sobre la pared.

Asimismo, deberás marcar sobre los azulejos líneas rectas con las tenazas de marcar y cortar y recurrir a una cortadura de punta de diamante o de disco para los azulejos gruesos. Finalmente, deberás cortar las esquinas y las curvas con tenazas e igualar los cantos con una lima para azulejos.

Tenazas de marcar y cortar
Se trata de la primera de las herramientas que necesitarás para cortar azulejos. Su uso es sencillo:
1- Marcar el azulejo:  Mide el espacio de pared que deberás revestir y márcalo sobre la cara del azulejo. Usando una escuadra, traza una línea recta a lo largo de la cara del azulejo con un lápiz para porcelana que luego podrás borrar fácilmente.

2- Marcar el corte: Sosteniendo una escuadra sobre la línea marcada, señala la línea con la cortadora deslizante.

3- Cortar el azulejo: Coloca el azulejo entre la mordaza de las tenazas y aprieta con cuidado hasta que se parta el azulejo.

Cortador de azulejos y cerillas
Se trata de otra sencilla forma de cortar este tipo de piezas decorativas:
1- Marcar el azulejo: Al igual que en el caso anterior, mide el espacio de la pared a cubrir y márcalo con lápiz sobre el azulejo. Sostén la escuadra contra esta marca y señala la línea con la punta del cortador. Marca a través de la superficie vidriada con precisión.

2- Cortar el azulejo: Coloca el azulejo en una superficie firme y lisa y sitúa dos cerillas debajo de cada extremo de la marca. Presiona hacia abajo firme y uniformemente con las manos sobre los extremos del azulejo hasta que se parta en dos.

Tenazas y lima para azulejos
Se trata de otros dos utensilios muy útiles a la hora de variar las dimensiones de los azulejos:
1- Tenazas: Sus afilados dientes están diseñados para cortar finas virutas del canto de un azulejo. Como en los casos anteriores, marca el azulejo con un lápiz y usa las tenazas para recortar las pequeñas virutas del azulejo hasta la línea marcada.

2- Lima: Es una herramienta esencial para alisar los cantos de los azulejos una vez que han sido cortados o mordidos por las tenazas. Coloca la lima en una superficie plana y frota el canto cortado del azulejo sobre su superficie abrasiva. Esto alisará tanto la superficie cerámica como la vidriada. De vez en cuando, levanta la lima y sacúdela para que desaparezca el polvo de la malla.
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook