¿Sabes cómo planificar el diseño de las zonas verdes de tu jardín?

Ya sea con la intención de proteger el cesped o de embellecer el jardín, es muy importante que conozcas todas las opciones para construir un bonito sendero

Los caminos ejercen una profunda influencia en el diseño y la sensación de movimiento de un jardín o de una terraza amplia, por lo que deberás tenerlos muy en cuenta a la hora de planificar el diseño de tus zonas verdes.

En este sentido, resulta esencial adecuar la construcción a realizar con el tipo de uso que recibirá el futuro camino.

A la hora de diseñar un camino, deberás intentar que éste refleje el aspecto general del jardín. Para conseguirlo, los caminos rectos reforzarán la formalidad del diseño, mientras que los senderos sinuosos serán más apropiados para dotar a nuestras zonas verdes de un toque más informal.

null



Tipos de caminos
Dependiendo del aspecto que queramos darle a nuestro jardín y de la frecuencia con la que utilicemos los caminos, existen tres clases principales de este práctico elemento decorativo:

·Funcionales: se usan constantemente, independientemente de si llueve o hace sol. En este sentido, los caminos empedrados, con losas de hormigón sobre una base sólida de gravilla, constituyen la mejor opción para todas las estaciones del año y para ser transitados a pie o sobre vehículos de ruedas ligeros, como bicicletas o carretillas.

·Ocasionales: tienen un diseño básicamente ornamental y se utilizan en contadas ocasiones. Este tipo de caminos pueden prepararse con una amplia variedad de materiales, que dependerán del entorno en el que estén situados.

·De uso infrecuente: son aquellos que se despliegan para tareas muy concretas.

Todos estos caminos han de tener una ligera pendiente o inclinación para que no se formen charcos cuando llueva.

Elementos para proteger tus caminos
Las láminas de plástico desenrollable son un elemento muy práctico para proteger determinadas zonas del jardín, mientras se realizan los proyectos de construcción o se están llevando a cabo tareas intensivas de mantenimiento estacional.

Asimismo, estas láminas resultan muy útiles para proteger el césped durante los meses de otoño e invierno. No obstante, existe una alternativa a estos plásticos, consistente en extender tarimas de madera.

Remata tus caminos con un borde de diseño
Para un jardín de época resulta muy adecuado situar unos bordes de estilo victoriano. Son muy vistosos y servirán para que no se disperse la gravilla o para delimitar los márgenes de un camino empedrado.

Por otra parte, los bordes ondulados recuerdan también a estilos antiguos de jardín, pero cuentan con el aliciente de que pueden usarse en diseños más modernos, dotándolos de un efecto formal.

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema