'Las bicicletas son para el verano', las plantas no

Te proponemos realizar un práctico semillero para alojar esas preciosas plantas con las que dar un toque exótico a tu terraza o jardín

Hoy haremos un ‘stop’ en nuestra nueva faceta de ‘manitas’ para cultivar –y nunca mejor dicho- la de agricultores. Te proponemos realizar un práctico  semillero que protegerá del viento y el frío esas exóticas plantas que pueden darle un toque mágico a tu jardín, terraza o balcón. Plantas muy bellas, pero también muy delicadas.
Tal vez no necesites este sencillo arcón para la actual temporada, pues el calor que estamos padeciendo te permitirá sembrar cualquier planta directamente en la tierra, sin miedo a que se estropee, pero al menos el año que viene ya no tendrás que esperar al verano para empezar a cultivar el decorado natural de tu jardín.


Tres piezas y listo

Construir este útil arcón es tan sencillo como su estructura, compuesta básicamente por tres piezas:

  • Un zócalo perfectamente protegido, construido con tarugos de sección gruesa, que estará en permanente contacto con la tierra.
  • Un baúl elaborado con tablas de pino perfectamente ensambladas y atornilladas. Para evitar problemas de putrefacción, lo trataremos con algún producto insecticida y fungicida, aplicado en dos o tres capas. Asimismo, destinaremos igual cantidad de capas de lasur o barniz para impedir que dicho producto pase a la tierra en la que plantaremos nuestras semillas.
  • Por último, colocaremos una sencilla tapa elaborada a partir de un marco de listones ensamblados con clavijas. Para rematar la tarea, incluiremos una placa de policarbonato translúcido de unos tres milímetros de grosor que hará las veces de cristal.

Abierto de día, cerrado de noche

Con este pequeño invernadero, podremos plantar nuestras semillas en primavera, sin miedo a que las últimas escarchas nocturnas acaben con ellas, para luego transplantarlas en verano a su ubicación definitiva.
La fórmula que te permitirá ahorrar tanto tiempo es muy sencilla: basta con orientar el semillero hacia el sur y mantenerlo abierto por el día y cerrado por la noche. Esta tarea resulta esencial, pues todas las plantas –y especialmente las exóticas- necesitan mucha ventilación para sobrevivir.

No te lo pienses dos veces y reserva una tarde para la construcción de este útil y práctico semillero, pues ya lo dice el refrán: 'Un jardín sin flores es como un domingo sin fútbol'.

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema