algas_salud_t

Alimentos 'healthy': las algas, mucho más que una tendencia gastro

Wakame, kombu, nori, arame… Te contamos por qué incluir en tus menús las algas comestibles se convierte en una magnífica idea no solo para tu paladar, sino también para tu línea y tu salud

Ayudan a evitar los desórdenes glucémicos, a mejorar la circulación, a evitar la retención de líquidos, a mejorar el flujo sanguíneo, a eliminar del organismo los metales pesados… Solo solo algunas de las muchas propiedades saludables que nos ofrece el consumo de las algas. Así nos lo cuenta Patricia Restrepo, experta en nutrición y directora del ‘Instituto Macrobiótico de España’. "Además, desde un punto de vista energético, incorporar estos alimentos a nuestra dieta nos ayuda a ser más flexibles, incluso potencian nuestro poder regenerativo", añade.

Numerosas ventajas a las que también suman las relativas a su escaso aporte calórico (lo que las convierte en alimento ideal para las dietas de adelgazamiento), así como las puramente culinarias: son muy sencillas de utilizar y enriquecen el sabor de numerosas recetas: ensaladas, sopas, arroces, pastas, guisos… Éstas son algunas de las algas más comunes. Si no lo has hecho ya… ¿a qué esperas para incluirlas en tu despensa?

Wakame: esta alga de color verde y sabor suave es rica en calcio, hierro y vitamina B. Entre sus propiedades destaca que activa la circulación, equilibra el sistema nervioso y mejora la salud hepática. Pueden tomarse cocinadas o crudas y son las más utilizadas en la elaboración de la sopa de miso. Si se dejan en remojo con un poco de jengibre rallado, unas gotas de salsa de soja y vinagre de arroz, son perfectas para acompañar platos.

sopa_miso_think_zVER GALERÍA

Kombu: es el alga más rica en yodo. Contiene ácido algínico que es beneficioso para mejorar la salud intestinal. Además, tiene ácido glutámico que ablanda la fibra de las legumbres, haciendo que sean más digestivas y evita los gases intestinales.

kombu_fot_zVER GALERÍA

Nori: muy conocidas en Occidente debido a su uso para la elaboración de sushi, contiene gran cantidad de vitamina A, proteínas, vitamina B12, calcio, hierro, potasio y vitamina C, entre otras. Las láminas se pueden tostar hasta que su color sea verde brillante y luego añadir troceada en guisos con verduras, arroces o sopas, por ejemplo.

sushi_zVER GALERÍA

Arame: este tipo de alga es muy rica en hierro, calcio y azúcares naturales, útiles en el tratamiento de la diabetes, anemia, y el aparato reproductor femenino. Por su bajo contenido en sodio, son perfectas para personas mayores y niños. Además, dan elasticidad al sistema cardiovascular y se recomiendan a personas con pérdidas de memoria o que padecen patologías como Alzhéimer y demencia senil. Se dejan en remojo durante 10-15 minutos y están listas para acompañar ensaladas o pueden cocerse en guisos.

arame_think_zVER GALERÍA

Hiziki: estas algas contienen una gran cantidad de calcio biodisponible (14 veces más que la leche) y hierro. Además son ricas en vitamina A, B2, niacina, B12 y ácido fólico. Por eso, son muy recomendables en casos de osteoporosis, para mujeres en estado de gestación y para los niños. Además, mejoran la salud del cabello ayudando a que esté fuerte y evitan que salgan canas de forma prematura.

hiziki_think_zVER GALERÍA

Agar-agar: este tipo de alga es muy útil para mejorar la salud intestinal y el estado de las articulaciones. Asimismo, es idónea en dietas de adelgazamiento debido a que proporcionan sensación de de saciedad. Por su sabor neutro y su textura, se utilizan como alternativa vegetal a la gelatina.

agar_think_zVER GALERÍA

Más sobre: