excesos_navidad_t

Nutrición: Claves para que los banquetes navideños no 'arruinen' tu figura

Aunque no sea la tarea más sencilla del mundo… ¡sí, los banquetes navideños no tienen por qué suponer necesariamente kilos de más en la báscula! No te pierdas estos ‘tips’ para una Navidad son excesos.

Las fiestas navideñas ya están aquí y con ellas los reencuentros familiares, las largas comidas y cenas con familia y amigos. Durante estos días acostumbramos a comer y beber más de lo debido, haciendo que cambien nuestros hábitos alimentarios y cometiendo algunos excesos. Y, aunque, reconozcámoslo, no es la ‘misión’ más sencilla del mundo, sí que es posible conseguir llegar a Reyes sin haber aumentado de peso. Estos son los consejos que, para evitarlo, nos propone la nutricionista de Pronokal Group, Graciela Moreira:

mesa_navidad_z

-Fundamental: hacer todas las comidas, también en Navidad. A pesar del posible desorden de horarios de estas fechas, debemos procurar no saltarnos ninguna comida. Tenemos que hacer un desayuno completo que contenga proteínas (huevo, fiambres desgrasados...), fibra (avena integral, pan integral...), frutas con su cáscara y no desayunar azúcares, bollería ni mermeladas.

-Las medias mañanas y medias tardes, igualmente importantes. Un yogur desnatado con una cucharada de postre de avena, un plátano, una rodaja fina de pan integral con fiambre de pavo, gelatina con frutas, etc.

-No ir con hambre a las comidas. Antes de los ‘grandes banquetes’ podríamos tomar, por ejemplo, una ensalada ligera o un caldo. Así luego podremos elegir mejor los alimentos del menú (optar por lo menos calóricos).

-Debemos evitar hacer dietas restrictivas antes y después. Está desaconsejado porque el poco peso que hayamos perdido lo recuperaremos rápidamente (y posiblemente algo más).

-Aumentar la actividad física. Como sabemos que comeremos un poco más estos días, una opción sería hacer más ejercicio físico, así ingeriremos más calorías pero las gastaremos durante el ejercicio.

running_z

-Cambiar las sobremesas por salir a hacer una caminata o actividad en grupo. Mucho cuidado con ‘las tentaciones’ que nos ofrecen al finalizar las comidas y cenas: son alimentos muy calóricos. Opta por un turrón de chocolate negro sin azúcares añadidos, ahorrarás en una porción (de no más de 25-30g) unas 40-50 kcal. Por otro lado, las sobremesas acostumbran a ser eternas: debemos descentralizar la comida como elemento de unión entre la familia o amigos. Hacer alguna actividad fuera como una caminata o actividad en grupo puede ayudar.

-En la medida de los posible, apostar por ‘el plato equilibrado’: Elegir alimentos y preparaciones lo más sanos posibles con pocas grasas y azúcares. Debemos servir los alimentos siguiendo este consejo: dividir el plato por la mitad, allí colocaremos las ensaladas o guarniciones vegetales, la otra mitad la dividimos en dos, en una colocaremos la carne, pescado, mariscos etc. y en la otra las patatas, cereales o legumbres. Si esto resulta ‘complicado’ durante los grandes banquetes (Nochebuena, Nochevieja…), deberemos respetarlo el resto de días del período navideño.

-Para ahorrar calorías recomendamos: siempre que sea posible, reemplazar las natas muy grasas para la elaboración de salsas por yogur o leches evaporadas. Utilizar aceites por caldos desgrasados a la hora de cocinar vegetales o carnes. Y reemplazar las frituras por la cocción al horno.

-El alcohol, con moderación. Puede aumentar mucho el ingreso calórico del día. Elige bebidas sin azúcares (una copa de cava para el brindis, y en la comida una copa de vino blanco o tinto, o cerveza, no más). Recomendamos no superar las 2-3 copas al día. Agregando bastante hielo a la copa, logramos que rinda más su contenido.

champan_z

Y TRAS LAS NAVIDADES…

Si aún así hemos cometido algún ‘exceso’ de más (¡que para eso están también las Navidades!), Moreira nos aconseja ‘llevar después, y por unos días, una dieta depurativa, así se conseguirá eliminar la retención de líquidos, la hinchazón por acumulación de gases y, sobre todo, eliminar toxinas'. En este sentido, los consejos a seguir son de sobra conocidos (pero no por ello menos eficaces):

-Comenzar con un desayuno rico en fibras, con proteínas y fruta, comida y cena con pescado o ave a la plancha, acompañados con verduras al vapor o ensaladas, frutas y yogur a media mañana y tarde.

-Beber abundante líquido durante el día como agua o infusiones depurativas (menta-poleo, melisa, te verde, rooibos, tomillo...).

-Utilizar poca materia grasa, emplear aceite de oliva en crudo y no abusar de la sal.

Más sobre: