'Tips de nutrición': cómo comer de forma saludable sin que el precio de la cesta de la compra se dispare

Una de las claves más importantes para conseguirlo pasa por no dejar lugar a la improvisación a la hora de ir al mercado

Existe una idea errónea bastante generalizada de que todos los alimentos sanos tienden a ser caros. Sin embargo, se puede comer de manera saludable con un presupuesto limitado. Es cierto que la planificación ha de ser mayor pero el esfuerzo valdrá la pena de cara a ahorrar unos euros en la cesta de la compra. He aquí algunos consejos en este sentido:

  • Compra siempre productos de temporada, y elabora tus recetas con ellos siempre que sea posible (no sólo tendrán más calidad sino que estarán mejor de precio).
  • Diseña un menú de comidas semanal con anterioridad y no te lo saltes. La planificación es siempre una de las mejores maneras de ahorrar.
  • Escribe una lista de la compra antes de ir al mercado y atente a ella.
  • No vayas a hacer la compra con hambre. De esta manera evitarás caer en la tentación de adquirir productos que realmente no necesitas y será más fácil no salirte de la lista que la compra que has elaborado con anterioridad.


    mujer_supermercado_
  • Organiza los alimentos en la nevera o despensa de manera que los consumas siempre antes de su fecha de caducidad. Así evitarás el desperdicio.
  • Otra manera de evitarlo es medir las porciones que se van a consumir con la mayor precisión posible.
  • A la hora de calcular las porciones, ten en cuenta que una buena opción siempre pasa por cocinar el doble y congelar la mitad para otro día.
  • Reutiliza las sobras. Las posibilidades son muchas y muy diversas, estas son ALGUNAS IDEAS.
  • Ten en cuenta que los supermercados a menudo bajan el precio de los artículos perecederos al final del día o los fines de semana, cuando se aproxima la fecha de caducidad.
  • No olivides que, en los lineales de los supermecados, los productos con una fecha de caducidad más prolongada suelen situarse en las filas traseras (otra manera de reducir el desperdicio de alimentos y, con ello, evitar un gasto posterior innecesario).

Más sobre

Regístrate para comentar