Diez pistas para conseguir una dieta equilibrada y saludable

¿A qué alimentos debemos dar prioridad?, ¿cuáles deberemos tomar con moderación?, ¿qué tipo de grasas son mejores para el organismo?...

Controlar nuestra dieta de cara mejorar nuestro aspecto físico es una de las prácticas más habituales, especialmente durante los meses previos al verano donde la llamada ‘operación bikini’ se instala en no pocos hogares. No obstante, el verdadero fin de un control y cuidado de la alimentación es, o debería ser, conseguir que ésta nos ayude a gozar de una buena salud. El problema es que no siempre sabemos, a nivel práctico, de qué manera conseguir que nuestra dieta sea equilibrada y saludable, cayendo en errores como suprimir alguna comida, seguir dietas demasiado restrictivas, eliminar totalmente de nuestros menús determinados productos… ¿Cuáles han de ser los ‘buenos hábitos’ a cumplir? He aquí diez pistas básicas que nos llegan desde el 'Centro Pronaf' (‘Programa de nutrición y actividad física para el tratamiento de sobrepeso y obesidad’, tutelado por la Universidad Politécnica de Madrid):




1. Una dieta no debe ser restrictiva porque de esta manera se abandonará rápidamente. Hay que perder peso a base de masa grasa y no muscular.

2. Cuanta mayor variedad de alimentos componga tu comida, mayor garantía de que la alimentación es equilibrada y contiene todos los nutrientes necesarios.

3. Es importante desayunar todos los días, y de la forma más completa posible: nunca se debe prescindir de un desayuno compuesto por lácteos, pan, cereales y frutas, al que debe dedicarse entre 15 y 20 minutos.

4. Se recomienda que las grasas no superen el 30% de tus comidas diarias. Debe reducirse el consumo de grasas de origen animal (mantequillas, embutidos, quesos, etc.). Para aliños y la cocción de alimentos optar por el aceite de oliva virgen.

5. Realizar 4 ó 5 comidas al día poco abundantes y no picar entre horas.

6. Es recomendable introducir alimentos ricos en fibra (verduras crudas, fruta fresca, cereales integrales y legumbres).

7. Utilizar técnicas culinarias que no supongan un aporte elevado de grasas (plancha, papillote, vapor, wok…).

8. Aumentar el consumo de pescado y disminuir el de carnes rojas.

9. Reducir la sal en las comidas, utilizando preferentemente sal yodada. En sustitución de la sal, es recomendable utilizar especias y hierbas aromáticas.

10. Es fundamental mantenerse hidratados bebiendo agua. Asimismo, es preciso limitar el consumo de bebidas alcohólicas (todas contienen calorías), así como el de bebidas azucaradas.

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema