Cocina saludable: cinco recetas ricas y ligeras

Estas propuestas dan buena muestra de cómo ambos conceptos son perfectamente compatibles

Cigalas, calabacín, menta y limón 
Es evidente que a la hora de intentar cuidar nuestra alimentación hay que moderar mucho el consumo de determinadas preparaciones. Lógicamente, a nadie que intente llevarse bien con la báscula se le ocurre llenar sus menús de pasteles rebosantes de merengue, hamburguesas con patatas fritas, embutidos… Sin embargo, a veces parecemos olvidar que el sabor no está (o no debería estar) reñido con las calorías. No, ésta no es una frase hecha. Ni un cliché. Simplemente, es una realidad.

Lo que ocurre es que, por comodidad o falta de tiempo, al final siempre terminamos acudiendo al mismo tipo de recetas (la clásica ensalada, carne o pescado a la plancha, etc). ¿Resultado? Una monotonía culinaria que, a veces, hace muy poco atractivo el momento de sentarse a la mesa. Estos son cinco ejemplos de cómo, echándole un poco de imaginación, la cocina saludable puede resultar realmente apetecible y vistosa:

PULSA SOBRE LAS IMÁGENES PARA ACCEDER A LAS RECETAS

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema