18 JULIO 2012

¿Intoxicaciones alimentarias en verano? ¡No, gracias!

Evitarlas no es complicado siguiendo una serie de consejos muy sencillos. Te los resumimos.

La mayoría de las intoxicaciones alimentarias se concentran durante los meses de verano. ¿Los motivos?: la variación de los hábitos de preparación de los alimentos debido al cambio del lugar de residencia durante las vacaciones, y la aparición de gérmenes provocada por las elevadas temperaturas.

null
Las ensaladas a base de vegetales crudos es preferible prepararlas en el último momento


Consciente de la necesidad de evitar estas infecciones en los alimentos, el Instituto Silestone, en colaboración con la Fundación Alicia, nos ofrecen algunas claves y consejos prácticos básicos:

  • Conservar los alimentos que requieran frío en neveras con bolsas refrigerantes o cubitos protegidos para que no gotee agua y colocarlos en el lugar más fresco posible.
  • Utilizar agua potable y lavarse las manos siempre antes de manipular los alimentos.
  • Preparar las ensaladas a base de vegetales crudos y embutidos en el último momento, habiéndolos lavado bien en casa (el lugar más higiénico para hacerlo).
  • Cocinar la tortilla de patatas con antelación para poderla enfriar y cuajar bien el huevo.
  • Evitar las salsas que contengan huevo (si son comerciales, se deben consumir en un espacio breve de tiempo para evitar recontaminaciones).
  • Conservar en frío hasta el último momento los lácteos y postres hechos con huevo.
  • Comprobar que la carne está bien cocinada para garantizar la eliminación de gérmenes.
  • Examinar el aspecto externo del producto fijándonos que en la etiqueta contenga información referente a los ingredientes, condiciones de conservación y fecha de caducidad.
  • No romper la cadena del frío, ya que a temperatura ambiente las bacterias se multiplican.
  • No mezclar alimentos crudos con alimentos cocinados para evitar la posible transmisión de microorganismos mediante la contaminación cruzada. Tampoco los utensilios utilizados para unos y para otros.
  • Limpiar los utensilios y superficies cada vez que se manipule un alimento diferente, recordando que las manos del manipulador son un utensilio más.
  • Cocinar los alimentos mediante tratamientos prolongados a altas temperaturas (fritura, horno, guiso, etc.), puesto que son los métodos de higienización más eficaces.
  • Recordar que existen productos de limpieza, encimeras, neveras e incluso interruptores que contienen elementos antibacterias que facilitan las correctas condiciones de higiene en la cocina.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo