Desnatada, semidesnatada, entera... ¿cuánta grasa aporta cada tipo de leche?

Te contamos algunas de claves y curiosidades de este alimento universal: beneficios, tipos, conservación…

Forma parte de nuestra alimentación desde hace miles de años y, hoy por hoy, la encontramos en múltiples variedades en nuestros mercados. Sin embargo, la leche sigue despertando en ocasiones algunos interrogantes entre los consumidores: ¿tiene los mismos nutritienes la leche entera que la desnatada?, ¿cuánta grasa menos tiene la segunda respecto a la primera?, etc…. Estas son algunas pistas que en este sentido nos ofrece el ‘Consejo Europeo de información sobre la alimentación’:

null



-LOS BENEFICIOS:

  • En el marco de una dieta equilibrada y sana, la leche proporciona varios nutrientes esenciales, necesarios para un crecimiento correcto y para la salud de huesos y dientes. 
     
  • Así por ejemplo, es una fuente muy valiosa de calcio, ya que un vaso de 200 ml proporciona un tercio de la cantidad diaria recomendada.
  • También proporciona proteínas, vitaminas del grupo B y minerales (además del calcio) como fósforo, yodo, potasio, magnesio y zinc.

-TIPOS:

El consumo de leche varía mucho en los distintos países europeos, donde la mayoría de los consumidores pueden elegir entre leche entera, semidesnatada y desnatada. Pero, ¿en qué se traduce esto si hablamos de la cantidad de grasa incluIda en cada uno de esos tipos? Este es un pequeño esquema:

  • Leche entera natural, cruda o tratada: es la leche a la que no se ha añadido ni eliminado nada. Contiene: 3,5-5% de grasa, dependiendo de la raza de la vaca.
  • Leche entera estándar: leche estandarizada con un 3,5-4% de grasa.
  • Leche semidesnatada: se ha eliminado la mitad de la nata. 1,5-1,8% de grasa.
  • Leche desnatada (o baja en grasa): se ha eliminado casi toda la nata. Menos del 0,5% de grasa.
  • Leche baja en lactosa o sin lactosa: se ha eliminado parcial o totalmente el azúcar presente en la leche (lactosa). Ideal para personas con intolerancia a la lactosa.

Es preciso aclarar que el calcio, las proteínas y la mayoría de los demás nutrientes de la leche casi no están presentes en la nata, por lo que al ‘desnatarla’ continúan permaneciendo en la leche.

-SU CONSERVACIÓN:

La mayoría de la leche que bebemos ha sido pasteurizada, o tratada para tener lo que se llama una ‘vida útil extendida’ (ESL - Extended Shelf Life), o con temperaturas ultra altas (Ultra-High Temperature - UHT).

La primera (ESL) dura alrededor de 3 semanas y sabe igual que la leche fresca, mientras que la segunda (UHT) dura varios meses sin refrigeración siempre que esté envasada al vacío, aunque una vez abierta dura lo mismo que la leche fresca.

Es importante tener en cuenta que la leche cruda tiene una vida útil muy breve y su consumo es menos seguro debido a la posible presencia de microorganismos contaminantes.


Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema