7 de cada 10 mujeres recuperan el peso perdido tras seguir una 'dieta milagro'

Pero no es el llamado ‘efecto rebote’ el único problema derivado de este tipo de dietas. Te contamos el resto de efectos secundarios, nada positivos para nuestra salud.

‘Dietas que prometen una pérdida de peso rápida, sin esfuerzo y que se anuncian completamente seguras y sin riesgo para la salud, entre ellas, las basadas en un único alimento o en un elevado aporte de proteínas’. Así definen los nutricionistas y dietistas a las llamadas ‘dietas milagro’, seguidas por muchas personas (mujeres en su mayoría), de forma muy especial durante las semanas previas al verano. Queremos vernos bien en playas y piscinas y el reclamo de una pérdida de kilos más o menos rápida hace que muchas veces apostemos por regímenes, cuando menos, poco 'amigos' de nuestra salud.

null
No hay milagros: una dieta equilibrada y ejercicio físico
es la única 'receta' realmente eficaz para perder peso


Y es que este tipo de dietas conllevan a medio plazo una serie de efectos secundarios nada beneficiosos. El efecto rebote (también conocido como ‘efecto yoyó’) es uno de los más importantes. De hecho, un 70% de las personas que terminan una ‘dieta milagro’ recuperan su peso en menos de tres meses. Así se desprende del estudio Hábitos dietéticos de la mujer actual’ realizado por la AEDN (‘Asociación española de dietistas y nutricionistas’), dado a conocer recientemente. ¿Otros efectos secundarios?: Ahí van algunas pistas:

  • Menor rendimiento físico y/o intelectual; (falta de concentración, cansancio, menos energía…).
  • Alteraciones emocionales como ansiedad, irritabilidad o depresión.
  • Trastornos gastrointestinales.
  • Pérdida del cabello, fragilidad en las uñas, sequedad en la piel

Todo ello debido, según los nutricionistas, al déficit de vitaminas e hidratos de carbono inherentes a este tipo de dietas que, según este estudio, terminan por abandonar 6 de cada 10 mujeres que las empiezan. Entre los motivos principales: el aburrimiento, la falta de constancia, el hambre, la falta de eficacia de resultados o esos efectos secundarios de los que hablábamos.

Así, el estudio concluye algo por todos conocido pero que, en vista de las preocupantes estadísticas, nunca está de más recodar: para bajar peso no existen los milagros (por muy atractivos y prometedores que en principio puedan sonar los preceptos de algunas dietas) y que la única forma realmente eficaz y saludable de mantener a raya la línea consiste en seguir una alimentación equilibrada y variada, haciendo varias comidas moderadas al día, y sin olvidarse en ningún caso del ejercicio físico.

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema