20 ABRIL 2012

Si quieres conseguir una dieta saludable y barata… ¡dedícale tiempo a tu cesta de la compra!

¿Qué productos meter en el carrito y cuáles no? Expertos nutricionistas nos los cuentan

Seguro que ante la pregunta ‘¿te gustaría llevar una dieta más saludable y barata?, la gran mayoría contestaría de manera afirmativa. Pues bien; para conseguirlo resulta fundamental prestar atención a nuestra cesta de la compra y, sin embargo, no siempre le dedicamos el tiempo necesario. Muchas veces, (por inercia, comodidad, desconocimiento…) metemos en ella productos poco adecuados, que no resultan buenos aliados ni de nuestra salud ni de nuestro bolsillo, ni de nuestra línea.

 

null
Es importante incluir en la cesta frutas y verduras frescas y de temporada


Estos son algunos consejos que en este sentido nos ofrece el nutricionista Miguel Ángel Escartí (médico de la clínica IntraObes, dedicada al tratamiento e investigación sobre la obesidad):

  • Entre los alimentos recomendados para una dieta saludable no deben faltar: cereales (arroz, pan…), legumbres secas, leche, huevos, pescado, carne, verdura y fruta fresca.
  • Por el contrario es preferible evitar los alimentos precocinados (legumbres enlatadas, tomate fritos, ensaladillas, salsas..) puesto que son ricos en azúcares y en grasas, además de ser más caros. Es importante fijarse en los envases de estos alimentos porque cuanto menos procesados sean más baratos resultan.
  • Es muy recomendable que la fruta y verdura sea de temporada (son más sabrosas y están a mejor precio que las que no lo son).
  • En el apartado de carnes, se aconseja la compra de carnes magras y económicas como el pollo (será más económico comprar la pieza entera que los paquetes envasados). Otras carnes bajas en grasa son el pavo, el conejo o la carne de cerdo.
  • En el caso del pescado, son de consumo preferente los blancos (dorada, bacaladilla, merluza, lubina) frente a los azules que tienen un alto contenido en grasa (sardinas, salmón, caballa, etc.). La grasa de estos últimos es ‘de calidad’ por lo que deben formar parte de nuestros menús, pero con menor frecuencia.
  • En referencia a los productos light, es cierto que cuentan con menos calorías (para ser denominados ‘light’ deben contener el 30% menos que los ‘normales’). Eso no quiere decir que podamos consumirlos sin medida.
  • En el caso de las bebidas o refrescos, son preferibles los que estén libres de azúcares frente a las convencionales que engordan más.
  • Es aconsejable hacer la lista de la compra antes de ir al supermercado para comprar aquello que realmente se necesita.
  • También lo es realizar la compra cuando no se tiene hambre (así se evitará adquirir productos superfluos).
  • A la hora de comprar un producto, el consumidor debe observar bien la etiqueta. Muchas veces es preciso fijarse más en las grasas que puede llevar en su composición el alimento en sí que en el total de las calorías que aporta.
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo