Cinco motivos para decir no a las 'monodietas'

Este tipo de regímenes nunca son una opción saludable de cara a perder peso

Comer durante un tiempo determinado únicamente un tipo de alimento. Éste es el fundamento principal de las llamadas 'monodietas' que prometen ser una gran ayuda de cara a cuidar la línea. Así, surgen dietas ‘disparatadas’ como la del melocotón, la del pomelo, la de la alcachofa...

Y decimos ‘disparatas’ porque, si bien puede ser cierto que en un primer momento ayudan a perder peso, se trata de regímenes realmente contrarios al bienestar del organismo y de la salud. Éstas son algunas de las razones principales por las que una ‘monodieta’ nunca es una alternativa a tener en cuenta a la hora de mantener a raya la figura:

• La razón fundamental es que se trata de dietas desequilibradas que no aportan las cantidades necesarias de macronutrientes, vitaminas y minerales.

• Además, al finalizar la dieta, se estimula la ingesta excesiva de alimentos, lo que lleva nuevamente a la ganancia de peso (efecto yoyó). En muchas ocasiones se gana mucho más de lo que se ha perdido, con la misma rapidez.

• Son dietas monótonas, muy aburridas por lo que resultan muy difíciles de seguir.

No ayudan en absoluto a formar buenos hábitos de alimentación.

• Tienen muy bajo contenido calórico y provocan una sensación de hambre que resulta agobiante y muy molesta para quien las realiza.

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema