27 SEPTIEMBRE 2011

Dietas para perder peso: ¿qué requisitos deben cumplir?

Las hay para todos los gustos. Sin embargo, para que una dieta sea realmente eficaz y, sobre todo, saludable, debe reunir una serie de condiciones. Te contamos cuáles.

Ampliar
Para que una dieta sea eficaz y saludable no puede estar basada en un sólo grupo de productos, si no que deberá contener una gran variedad de alimentos. Sólo así se mantendrá un aporte equilibrado de los nutrientes que el organismo necesita para 'funcionar'. 

La del pomelo, la del albaricoque, la de la alcachofa, la de las proteínas, la de las 1.000 calorías... dietas para adelgazar podemos contarlas por decenas. Algo que saben de sobra quienes se ven ‘obligados’ a permanecer en constante pugna con la báscula. Sin embargo, que existan no quiere decir que sean válidas ni saludables (la gran parte ni siquiera se basan en criterios científicos). Y es que para que un régimen sea efectivo y además no suponga ningún riesgo para el organismo debe cumplir una serie de requisitos. Éste es un pequeño resumen que en este sentido nos propone la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), entidad dependiente del Ministerio de Sanidad:

-En primer lugar, siempre deberá buscarse una pérdida de peso gradual, paulatina, moderada. Para ello, sin hacer déficits nutricionales, habitualmente se necesita ingerir entre 20 y 25 calorías por kg de peso real. Por ejemplo, una mujer de 80 kg necesitaría aproximadamente de 1.600 a 1.800 calorías, dependiendo del ejercicio que realice. Si consume menos puede haber deficiencias de proteínas, vitaminas o minerales que a la larga pueden causar problemas médicos y una más rápida recuperación del peso perdido. Este último aspecto es muy frecuente ya que las dietas excesivamente bajas en calorías hacen perder proteínas musculares y bajan tanto la tasa metabólica que se produce un efecto rebote.

-Asimismo, el aporte equilibrado de nutrientes es muy importante para poder perder peso de forma sana, de modo que se deben repartir los diferentes nutrientes en los distintos grupos alimentarios.

  • Se necesita un mínimo de hidratos de carbono diarios para el funcionamiento correcto del sistema nervioso (cerebro, nervios) y para el funcionamiento correcto del corazón y de las células sanguíneas (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas). Aproximadamente entre el 40% y 50% de las calorías de una dieta deben ser aportadas por los hidratos de carbono. Estos se encuentran en grupos alimentarios que no deben dejar de consumirse como:
    -Cereales (trigo, avena, centeno, cebada, etc.) y sus derivados (pasta, pan, cereales de desayuno, etc.).
    -Arroz.
    -Tubérculos (patata).
    -Legumbres.
    -También contienen pequeñas cantidades de hidratos de carbono, las verduras, las hortalizas y las frutas.
    -Las bebidas azucaradas y otros dulces también contienen hidratos de carbono (azúcar), pero no son aconsejables en las dietas para perder peso.
  • Entre un 10 y un 20 % de las calorías de la dieta deben ser aportadas por las proteínas. Los alimentos más ricos en proteínas son la carne, el pescado, los huevos, el queso curado y los frutos secos.
  • El 30-35 % será aportado por la grasa. Este último nutriente es el que más hay que restringir a pesar de que muchas dietas poco científicas o poco comprobadas sostengan lo contrario. Eso sí, hay que tener en cuenta que no todas las grasas son iguales.

-Es muy importante que se mantenga este reparto equilibrado de nutrientes aportados por los distintos grupos alimentarios. Esto significa que si queremos perder peso, lejos de fijarnos en regímenes basados en una sola clase de productos, deberemos apostar por dietas que contengan una gran variedad de alimentos (en las cantidades adecuadas, claro está) y, en la medida de lo posible, evitar ser ‘autodidactas’ y acudir a médicos y nutricionistas que nos ayudarán a conseguir nuestro objetivo.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Noticias relacionadas

Recomendaciones



Horóscopo