Así es 'Arzábal Museo Reina Sofía', el restaurante donde Alejandra Silva celebró su cumpleaños junto a Richard Gere

Esta semana Alejandra Silva ha celebrado su cumpleaños rodeada amigos y de su pareja, el conocido actor Richard Gere. El sitio elegido para soplar las velas y disfrutar de una sabrosa cena fue en esta ocasión el restaurante ‘Arzábal’ que se ubica en el Museo Reina Sofía de Madrid. ¿Cómo es este local?, ¿por qué se ha convertido en uno de los restaurantes de moda de la capital?, ¿qué podemos encontrar en su carta?... ¡Te lo contamos!

¡Gracias a todos por una noche inolvidable! Así agradecía Alejandra Silva en su cuenta de Instragram la presencia de todos los amigos y seres queridos que acudieron a la celebración de su 34 cumpleaños el pasado martes (aunque su aniversario es el 16 de febrero, la fiesta tuvo lugar dos días antes, coincidiendo con San Valentín). Bonitas palabras de gratitud que vinieron acompañadas de una fotografía igualmente tierna: en ella Alejandra, muy sonriente, aparecía junto a su pareja, el conocido actor de Hollywood Richard Gere, con quien mantiene un romance desde el verano de 2015.

Gracias a tod@s por una noche inolvidable! ☺️☺️ #happyBday #cumpleañosfeliz #magicmoments #friends #family #celebration #alejandrasilva #love

Una publicación compartida de Alejandra Silva (@alejandra_silva__) el

Frente a ellos, una preciosa tarta sobre una mesa y un entorno que nos resultaban familiares... Efectivamente, se trataba de ‘Arzabal Museo Reina Sofía’, restaurante que el grupo Arzábal abrió el año pasado en el conocido museo madrileño, y que ya se ha convertido en dirección ‘gastro’ imprescindible para muchos foodies de la capital. Hoy nuestra sección de Cocina se detiene en este local para analizar las claves de su éxito. Aunque para eso, quizá haya que viajar hasta septiembre de 2009…

Fue en ese momento cuando los chefs Iván Morales y Álvaro Castellanos, ambos formados en la Escuela Superior de Hostelería de Madrid, abrieron la taberna 'Arzábal’, un pequeño local en la zona de Retiro con apenas tres mesas y una pequeña barra. Desde allí abanderaban un concepto de tapeo, basado en esa cocina tradicional, de la memoria, y de los bares de tapas de toda la vida, reinterpretada y mimada por el culto al producto y la estacionalidad. Platos como ensaladilla con ventresca de bonito, gamba blanca en gabardina, o pochas con tórtola figuraban en una carta donde también aparecían unas sabrosas croquetas que enseguida adquirieron fama gracias al boca a boca.

croquetas_VER GALERÍA

Tan bien les fueron las cosas que solo en su primer año de vida el local pasó de 5 empleados a 32. Así, no era difícil que el proyecto gastronómico de Morales y Castellanos creciera con el tiempo. La expansión llegó en 2015, año que abría sus puertas ‘Arzábal Museo Reina Sofía’. La cocina de estos dos jóvenes chefs viajaba así hasta el corazón de uno de los museos más conocidos de la capital, un enclave muy atractivo y mucho más amplio que la ‘casa madre’, con cabida para distintos espacios: un comedor, una bonita terraza -convertida el verano pasado en todo un must el terraceo capitalino-, un reservado para eventos y un cenador acristalado, donde precisamente tuvo lugar la cena de cumpleaños de Alejandra Silva.

terraza_VER GALERÍA

¿En la carta? Las mismas propuestas del Arzábal de Retiro, en la que destacan delicias como sus ahumados caseros, los platos de cuchara, las carnes y pescados a la parrilla, entrantes como su popular ensaladilla rusa, la menestra de verduras de temporada, o el salteado de arroz con setas y trufa… También la caza da forma a platos como la ensalada de perdiz escabechada, la codorniz Royal o la perdiz de campo al gusto. Por su parte, los burger-lovers también pueden dar rienda suelta a su ‘pasión carnívora’ en este local gracias a sugerencias como la hamburguesa 100% beef, o la más original hamburguesa de pularda y cereales, mientras que en el apartado de los postres encontramos clásicos como el flan de queso, la ‘torrija y su helado’, el tatín de manzana o un más que irresistible brownie.

torrija_helado_VER GALERÍA

Además, para quien prefiera un picoteo más informal, sin necesidad de reservar mesa, el restaurante cuenta también desde finales del año pasado con un espacio que bajo el nombre ‘Petit Lunch By Arzábal’ ofrece una fórmula non stop de 9:00 a 18:00. Un lugar ideal para comer algo rápido, disfrutar de un rico desayuno o un brunch a precios que oscilan de los 5 a los 18 euros.

petit_lunch_VER GALERÍA

No obstante, el Arzábal original y el que se ubica en el Museo Reina Sofía no son las dos únicas opciones para disfrutar de la cocina del tándem Morales-Castellanos. Y es que su espíritu emprendedor les ha llevado a inaugurar este mismo mes de febrero una tercera ‘sucursal’ de Arzábal, en este caso en una de las zonas más efervescentes a nivel gastronómico de la ciudad: la calle Ponzano y sus alrededores. En concreto, el nuevo local se ubica en el hotel NH Chamberí (recientemente reformado) y cuenta con esa misma oferta gastro, basada en las mejores materias primas de temporada.

chefs_VER GALERÍA

El toque más internacional de este grupo de restauración lo pone ‘A Japanese Kirikata’ que, abierto en 2015 en la calle Antonio Acuña 19, ofrece una carta de esencia 100% nipona donde no faltan los imprescindibles makis, temakis, nigiris o sashimis. Además, el sushiman de este local, Luis Sánchez, ofrece platos especiales como el ceviche de bogavante, el carabinero con wasabi, el katsudon de presa ibérica o el tataki de lomo de Wagyu.

Mesa para dos: Así es 'Shikku Izakaya', el restaurante donde Cristiano Ronaldo cenó con su nueva chica

La Huesca 'gourmet' de los Reyes de España

Más sobre: