Delicioso pan: consejos prácticos sobre su consumo y degustación

¿Cómo distinguir un pan realmente 'artesano'?, ¿en qué fijarnos a la hora de comprarlo?, ¿cómo conservarlo?...

‘Porción de masa de harina (por lo común de trigo), y agua que se cuece en un horno y sirve de alimento’. Ésta es la primera definición que nos ofrece la RAE si introducimos la palabra ‘pan’ como elemento de búsqueda. La cuestión es… ¿cómo un proceso en principio tan ‘simple’ ofrece resultados tan dispares?. Tal vez la respuesta es que no se trata de un proceso tan sencillo como pueda parecer en un primer momento, siempre y cuando, claro está, queramos obtener los mejores panes al estilo tradicional. Ésos que poco o nada tienen que ver con los elaborados de manera industrial. 

null
Los panes artesanales prescinden de ingredientes o aditivos químicos en su elaboración

 

Estas son algunas de las características que distinguen a los verdaderos panes artesanales, de los que no lo son. Pistas que nos llegan de la mano de las panaderías ‘Madre hizo pan’, que además de disponer de dos locales en la Comunidad de Madrid (en las localidades de Los Molinos y de Moralzarzal), surte con sus panes a un buen número de prestigiosos restaurantes (Rodrigo de la calle, La Tasquita de enfrente, Viavélez, Kabuki Wellingon, etc) así como diversas tiendas ‘gourmet’:

  • Los panes artesanos están creados con levadura natural.
  • Sólo el proceso de crear dicha levadura lleva más de 10 días y debe ser refrescada (renovada) con frecuencia. Esto conlleva un control exhaustivo y continuado.  Cualquier mínimo error o descuido implica la pérdida de la levadura y por tanto comenzar el proceso desde cero.
  • Fermentan durante muchas horas e incluso días. Esto crea un sabor y aroma sólo alcanzables con dicho proceso.
  • No se les añaden aditivos químicos para acelerar un proceso que sólo se consigue de forma natural.
  • Los panes cuecen en hornos de piedra. Esta cocción es la que les aporta un aspecto, sabor y aroma tan particulares.
  • Normalmente están amasados a mano. Esto hace que el pan sea fácilmente reconocible por el consumidor final puesto que no hay dos panes iguales. 


Una de las tiendas de 'Madre hizo pan', en la Comunidad de Madrid

 

ALGUNOS CONSEJOS GENERALES:

-No tostar pan tierno.
-No conservar el pan en una bolsa de plástico.
-No comprar el pan cuya corteza se despegue masivamente al apretarlo.
-Es preferible optar por un pan cuya corteza sea relativamente gruesa.
-También es mejor escoger un pan cuya miga no sea demasiado blanca.

Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema