Repostería: raviolis con sabor a manzana

En crudo tan sólo aporta 55 calorías por cada 100 gramos. Sin embargo, la manzana puede ser ingrediente de postres tan espectaculares y sabrosos como éste que hoy te proponemos

VER GALERÍA
Aspecto final de la receta. 

Empezó siendo la perdición de Adán y Eva. Desde entonces (incluso desde mucho antes), la manzana ha sido alimento fundamental en la dieta de infinidad de pueblos y civilizaciones. Y es que pocos como ella resultan tan completos y saludables nutritivamente hablando: es una gran fuente de vitamina C; tiene un alto contenido en fibra. Asimismo, puede ser muy beneficiosa para mantener el colesterol a raya, para fortalecer las encías o para su inclusión en la dieta de quienes padecen problemas digestivos o de sobrepeso (en crudo, tan sólo aporta 55 calorías por cada 100 gramos de producto). Pero además de sus propiedades nutritivas, esta fruta es también un ingrediente ideal para la elaboración de deliciosos postres como estos dulces raviolis de manzana que hoy te enseñamos a preparar y cuya receta ha sido diseñada por el chef Herbert Hintner, del restaurarte Zur Rose, premiado por la guía Michelin. Pero antes, echa un vistazo a estos consejos sobre el consumo y conservación de esta fruta que nos llegan de la mano de la marca de manzanas Marlene®.

  • Los frutos deben ser frescos, maduros, enteros y con la piel íntegra.
  • Una buena manzana debe tener la piel tersa, dura al tacto, sin ceder ante una leve y suave presión.
  • Los frutos más sabrosos, que emanan un perfume suave y agradable, son también los que están en su punto de maduración.
  • Es importante comprobar que lleven una etiqueta o un sello de calidad que certifique su procedencia, el tipo de categoría, etc.
  • Las manzanas de gran tamaño son ricas en pulpa, pero hay que tener cuidado porque tienden a pudrirse más rápidamente. Si no se van a consumir todas juntas, es mejor elegir frutos de menor tamaño, para evitar despilfarros.
  • Las manzanas se conservan bien en entornos frescos y ventilados. Lo ideal es guardarlas bien extendidas en cajas de madera cubiertas de papel, controlando de vez en cuando que no haya ningún ejemplar muy maduro que corra el riesgo de pudrirse.

RAVIOLIS DE MANZANA (Pulsa sobre el nombre para acceder a la receta) 


Más noticias sobre...

Más noticias

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema