¡Un toque de color para tus cócteles!

Te proponemos algunos consejos para decorar tus combinados y hacerlos más atractivos, eso sí, sin caer en el exceso o la extravagancia

Clase, glamour, sofisticación... son algunos de los términos con los que el mundo de la coctelería se ha visto asociado desde hace décadas. Y es que, si los más famosos cocktailmen han sabido cuidar siempre el ‘contenido’ de sus combinados, no han prestado menos atención al ‘continente’; un cóctel no puede decorarse ni presentarse de cualquier manera. Como hemos apuntado en tantas y tantas ocasiones en estas páginas de cocina, la presentación en las cuestiones de mesa y mantel es un grado. Pero... ¿cómo encontrar el término medio en este caso?, ¿cómo dar un toque de color y de clase a nuestros cócteles sin caer en la extravagancia? He aquí algunos consejos prácticos que, en este sentido, nos propone Anfabra (Asociación nacional de fabricantes de bebidas refrescantes analcohólicas).

ESPIRALES:
Se suelen hacer con la piel de una naranja o un limón. Se corta la piel con el cuchillo en forma circular prestando atención para evitar la parte interior de la piel, que es amarga. Para que adquiera la forma de tirabuzón hay que retorcer la cáscara de la fruta, colocar un extremo dentro del vaso y el resto alrededor o por fuera teniendo en cuenta que las normas dicen que nunca puede quedar flotando totalmente dentro del combinado. Las espirales son un buen elemento decorativo para las mezclas que llevan refrescos con toques afrutados. Así por ejemplo, si un cóctel lleva refresco de naranja, lo más apropiado será hacer una espiral con la piel de esta fruta.

RODAJAS:
Son muy comunes las de limón, lima, naranja, fresa o kiwi. Se recomienda hacerlas delgadas y uniformes y se colocan en el borde de la copa. Al igual que las espirales, las rodajas indican los refrescos o ingredientes que se han empleado en la elaboración del cóctel. Se recomienda especialmente esta decoración para los refrescos con notas ácidas.

TRIÁNGULOS:
Para hacer triángulos se emplean frutas como la piña. Son la mejor elección a la hora de culminar la presentación de un combinado que lleve refrescos dulces como los de cola, naranja o melón.

BOLITAS 'PARISIEN':
Son perfectas como decoración para un cóctel. Se elaboran con frutas de pulpa suave como el melón, la sandía o la papaya. Deben su nombre a la cuchara ‘parisien’ que es la que se emplea para hacer las bolitas. Como se suelen hacer con frutas dulces pueden resultar el complemento perfecto para contrastar con cócteles de toques ácidos que incorporen refrescos de cítricos como el limón.

BORDE ESCARCHADO:
Es una decoración sencilla pero muy llamativa y decorativa. Consiste en empapar el borde del vaso en azúcar, después de haberlo mojado con un refresco que utilicemos en el cóctel. También se puede empapar con uno de los pedazos de fruta que vayamos a usar para la decoración.

¿Qué tipo de cócteles te gustan más?, ¿tienes alguna receta que quieras compartir con el resto de lectores? Participa en nuestros Foros de Cocina.

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema