Deliciosa pasta: ¡sácale el máximo partido!

¿Cómo sabremos si ya está cocida?, ¿qué cantidad se suele calcular por comensal?, ¿cómo evitar que se pegue?...

Venida de Italia y exportada a prácticamente todo el mundo, la pasta, con sus múltiples variedades, es uno de los platos más consumidos y apreciados por niños y mayores. ¿Por qué gusta tanto?: es económica, fácil de preparar, muy nutritiva y cuenta con mil y una posibilidades gastronómicas. Éstos son algunos consejos para sacarle el máximo partido:

  • Lo primero que debemos saber es que existen pastas frescas, que se encuentran en la zona de refrigerados de los supermercados y que se pueden conservar en casa 48 horas (espolvoreándolas con harina y envueltas en un paño, colocándolas en la parte baja de la nevera), y las secas, que pueden durar hasta varios meses.
  • ¿Cuándo está cocida?: La cocción óptima de la pasta es fundamental para el éxito o fracaso de un plato. Según los italianos, maestros de este arte, tanto la seca como la fresca (cuyo tiempo de cocción es menor) se deben preparar al dente, que quiere decir que debe estar firme. La pasta que se ha cocinado demasiado resulta blanda y sin gusto y, por ejemplo, un cocinero italiano jamás la serviría. Para comprobar que está lista hay que probarla con frecuencia y, cuando esté a su gusto, será el momento de apagar los fogones.
  • La cantidad será de unos 75 gramos por persona, y para saber qué cacerola utilizar piensa que doblan su volumen al cocer. Para evitar que se pegue entre sí puedes añadir una cucharada sopera de aceite. Además, no olvides remover con frecuencia durante la cocción. Utiliza un tenedor de madera largo o cuchara para poder remover hasta el fondo del puchero.
  • Si quieres darle un toque diferente, también puedes añadir una hoja de laurel.
  • Un buen truco es sustituir el agua de cocción por caldo de verduras o de pescado. Si se va a preparar con marisco u otros productos del mar estará aún más rica.
  • Para cocinarla ‘al natural’, puedes añadir un poco de mantequilla o una cucharada sopera de aceite de oliva con una cucharada (de las de café) de zumo de limón y acompáñala con queso gruyère o parmesano rallado y una salsa de tu elección.
  • Si decides por cualquier razón prepararla con antelación, pásala en cuanto esté al dente por el chorro de agua y, luego, escúrrela y resérvala. En el momento de ir a servirla, mete el colador que la contenga en agua hirviendo salada para recalentarla.
  • Si quieres parar la ebullición de la pasta, bastará con añadir dos vasos de agua fría al agua hirviendo (si simplemente apagas el fuego y retiras la cazuela la pasta se seguirá cocinando).

¿Conoces algún truco para preparar la pasta que quieras compartir con el resto de lectores? Participa en nuestros Foros de Cocina.

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema