03 AGOSTO 2009

En busca del postre perfecto

¿Cómo acelerar el tiempo de cocción de un flan?, ¿cuál es la mejor manera de ‘emborrachar’ un bizcocho?, ¿cómo potenciar el aroma de una tarta de chocolate?...

Ampliar
Si tienes que preparar una crema de chocolate para la elaboración de un postre, conseguirás realzar su aroma añadiéndole una pizca de sal. 

A pesar de su mala fama dentro de las dietas y regímenes hipocalóricos, es difícil concebir una buena comida que no culmine con un rico postre. Y es que, con moderación, los pasteles, tartas, bizcochos, confituras y demás delicias no tienen por qué resultar dañinos para el organismo. A continuación te mostramos algunos pequeños consejos para que tus postres resulten irresistibles. Al fin y al cabo... ¿a quién le amarga un dulce?:

  • Para los bizcochos es aconsejable utilizar harina de trigo sin mezcla. Si deseas ‘emborracharlos’ tendrás que disolver el mismo volumen de azúcar que de agua, cocer un minuto y, al retirarlo del fuego, añadir el licor que se quiera. El azúcar no se disuelve en líquidos muy alcohólicos.
  • Si haces un flan o puding con el tiempo justo, intenta hacerlo en moldes individuales. El tiempo de cocción se reducirá a una cuarta parte.
  • El merengue siempre es muy útil para la decoración de tartas, pues es muy fácil de hacer (el secreto: montar bien firmes las claras de huevo) y puede encubrir un postre que ha quedado poco bonito.
  • Si añades glucosa al almíbar evitarás que se engrane.
  • La compota de manzana resulta muy rica si le añadimos canela en rama y una cáscara de limón.
  • Las manzanas asadas quedan muy bien si se hornean después de descorazonarlas y se rellenan de azúcar, en una fuente donde se haya puesto un vaso de vino blanco.
  • Las frutas se deben tomar preferentemente bien lavadas y con la piel.
  • Si los limones que has de usar para un postre están ajados o secos, antes de exprimirlos es recomendable darles un hervor en agua y dejarlos enfriar.
  • Si vas a preparar una crema de chocolate y quieres reforzar su aroma, disuélvelo en un poco de café. Con un pellizco de sal, el aroma también aumentará. Si necesita chocolate para una receta y no dispones de él, puedes sustituirlo por cacao en polvo mezclado con mantequilla.
  • Si deseas reducir el aporte calórico de tus postres puede sustituir el azúcar por edulcorante o la leche entera por desnatada.

¿Quieres compartir algún truco de repostería con el resto de lectores? Participa en nuestro Foro de Cocina.

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook