De temporada: recetas con plátano

Rico en vitaminas, fibra y minerales como el potasio, el plátano da lugar a deliciosos platos tantos dulces como salados

Originario del sur de Asia, el plátano se conoce en el Mediterráneo desde el siglo VII. Llegó a Canarias en el XV, y a América, un siglo después. Desde entonces, esta deliciosa fruta ha formado parte principal de un buen número de países tropicales. En España los más famosos, como decimos, son los canarios, donde hay cuatro variedades excelentes: pequeña enana, gran enana, brier y gruesa.

  • En la frutería es importante escoger las piezas lisas, sin magulladuras o golpes.
  • Si se van a consumir en crudo, deben ser de color amarillo intenso y no demasiado blandos.
  • Hay que mantenerlos en un lugar fresco y seco y protegido de la luz directa del sol.
  • Si se van a conservar en el frigorífico, se deben envolver en papel de periódico para que la piel no se ennegrezca (lo cual no implica que se hayan estropeado).
  • Por lo que respecta a la nutrición, es cierto que aporta más calorías que otras frutas (unas 92 por cada 100 gramos) pero también cuenta con un gran poder saciante. Tiene cantidades considerables de potasio, fibra, magnesio y ácido fólico. Y no hay que olvidar que es muy astringente.
  • Aunque normalmente se consume en crudo, también es protagonista de ricos platos salados y, sobre todo, postres. Aquí debajo encontrarás algunos ejemplos.


Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema