Producto recomendado de la semana: la coliflor

Esta verdura, que aporta al organismo muy pocas calorías, encuentra durante el invierno su mejor momento para el consumo

Riqueza en fibra y escaso aporte calórico. Son dos de las propiedades nutricionales más importantes de la coliflor. Una verdura cuyo aspecto externo es similar al de la col y el repollo, con grandes y nervudas hojas verdes que la envuelven, y especialmente indicada durante los meses de invierno. Y es que es en esta estación cuando los mostradores de los mercados nos ofrecen las mejores coliflores. Estos son algunos trucos y recomendaciones relacionadas con su consumo:

  • Cómprala siempre rodeada de sus hojas ya que, aunque no las vayas a comer, son un buen indicio de su frescura.
  • Es preferible que esté bien blanca y apretadita.
  • Te conviene saber a la hora de hacer tus cálculos que al cocer queda reducida la parte comestible a la mitad.
  • Para evitar el mal olor al hervirla, échale un trozo de pan mojado en leche en el agua de cocerla. También puedes añadirle unas hojas de laurel.
  • Si la vas a tomar cruda, lávala en agua con zumo de limón, le dará un gustillo muy apetecible.
  • Si quieres que salga bien blanca, evite cocerla en la olla exprés.
  • Se puede conservar algunos días en la nevera, una vez cocida, si tomas la precaución de escurrirla bien y envolverla en papel de aluminio.

Más sobre

Regístrate para comentar