Tarta de queso al horno de roquefort, ¡vive la France!

Dulce, pero salada. Así es la tarta de queso al horno de roquefort, una receta que aporta un toque francés, el célebre queso azul roquefort, a este delicioso postre que se remonta a la Grecia clásica.

De sabor y aspecto similar al queso de Cabrales asturiano, el queso roquefort, procedente de la región de Causses del Aveyron, en la mitad sur de Francia, es siempre sinónimo de delicatessen.

Su intenso sabor, olor y particular elaboración hacen de él uno de los mejores quesos del mundo. La importancia del roquefort es tal que cuenta, desde 1925, con Denominación de Origen.

Acompañado, en multitud de ocasiones, de alimentos asociados al lujo (normalmente, salados), como el caviar, también resulta ideal como ingrediente principal para la preparación de postres, como descubrirás al degustar esta tarta de queso al horno de roquefort.

Ingredientes:

  • Una lámina de masa brisa o quebrada
  • 3 huevos
  • 75 gramos de azúcar
  • 200 gramos de queso de untar
  • 250 mililitros de nata líquida
  • 40 gramos de queso roquefort
  • Un puñado de legumbres

tarta-queso-horno1VER GALERÍA

Elaboración, paso a paso

-Para empezar, precalienta el horno a 180ºC con la opción del ventilador para que el aire circule por todo el aparato.

-A continuación, abre la masa y desenróllala. Entonces, coge un molde redondo y estira la masa hasta que todo el recipiente quede cubierto por ella. Seguidamente, toma un tenedor y pincha con él toda la superficie.

-Una vez que el horno esté caliente, mete el molde con la masa durante unos 10 minutos (el tiempo variará en función del horno, que siempre deberás apagar cuando la masa tome algo de color). Para evitar que la masa suba, mientras se encuentre en el interior del horno, coloca encima de la misma un puñado de legumbres.  

-Transcurrido el tiempo necesario para que la masa cambie de color, saca el molde del horno, quita las legumbres y deja que se enfríe.

-Mientras tanto, en un bol, bate los tres huevos junto al azúcar. Cuando hayan conformado un único elemento,añade la nata líquida, el queso de untar y el roquefort.

-Seguidamente, bate todos los ingredientes hasta que el queso roquefort quede perfectamente integrado con el resto de componentes.

-Para continuar, vierte toda la mezcla en el mismo molde que habías reservado con la masa. Entonces, mete el recipiente en el horno durante unos 40 minutos bajando la temperatura a 150ºC con la opción del ventilador.

-Cuando la masa lleve media hora en el horno, abre con cuidado y pincha el centro con un palillo para ver el estado de cocción. Resulta importante mencionar que esta tarta de queso al horno no debe quedar muy dura. Así que cuando compruebes que está bien hecha, sácala del horno y déjala templar.

Más sobre

Regístrate para comentar