Bizcocho de yogur con nueces y avellanas, ¡placer asegurado!

En verano, los bizcochos no suelen ser los dulces más populares, puesto que tienden a resecarse muy pronto por las altas temperaturas. Para evitar que esto ocurra existe el bizcocho de yogur, capaz de mantener, por mucho más tiempo, la esponjosidad.

Los caprichos del paladar no hacen diferencias entre las distintas épocas del año. Siempre, aunque te saltes la merienda o reduzcas la cantidad de alimentos que ingieres en el desayuno, hay espacio para un dulce, como puede ser un pedazo de bizcocho de yogur.

Eso sí, para evitar los remordimientos, siempre conviene incluir en este tipo de recetas alimentos sanos que, además, sean compatibles con la Operación Bikini (está vigente mientras duran las altas temperaturas). De todos los que cumplen con los citados requisitos, frutos secos, como las nueces y las avellanas, son los más socorridos a la hora de complementar los bizcochos.

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 1 yogur natural o de limón (125 gramos)
  • Ralladura de limón
  • 1 sobre de levadura
  • Azúcar: 2 medidas de yogur (250 miligramos)
  • Aceite de oliva virgen extra: 1 medida de yogur (125 mililitros)
  • Harina: 3 medidas de yogur (375 gramos)
  • 100 gramos de nueces
  • 100 gramos de avellana
  • Mantequilla o margarina para untar el molde.
  • Harina para espolvorear el molde.

bizcocho-yogur1VER GALERÍA

Preparación de este bizcocho de yogur

-El primer paso para elaborar este bizcocho de yogur con nueces y avellanas es precalentar el horno a 180º C.

-Después, en un bol, vierte el yogur natural o de limón y déjalo reposar. Mientras lo hace, introduce dos medidas de yogur de azúcar y los tres huevos en el vaso de la batidora y ponlos a batir durante 1 minuto.

-A continuación, añade a la mezcla el yogur reservado y los 125 mililitros de aceite de oliva virgen extra y vuelve a batir.

-Seguidamente, en otro bol, extiende los 375 gramos de harina junto al sobre de levadura y tamízalos. Así evitarás la aparición de grumos.  Cuando la harina y la levadura tengan un aspecto fino, ponlos en el vaso de la batidora.

-Con los bordes de dicho vaso, ralla la cáscara del limón (previamente lavado) e incorpórala al resto de ingredientes de su interior junto a 80 gramos de nueces y otros tantos de avellanas. 

-Una vez termines de introducir todo, bate durante, como poco, 1 minuto (el tiempo variará en función de lo que tarde tu batidora en integrar los ingredientes y formar la masa).

-Cuando tengas una mezcla homogénea, antes de proceder al horneado, tendrás que untar todo el interior de tu molde con la mantequilla o margarina y esparcir la harina, desde el centro del mismo hacia los lados. 

-Después, vierte la masa en el molde, decora la superficie con los 20 gramos restantes de avellanas y nueces y mételo al horno durante 45 minutos.

-Para comprobar que el bizcocho está hecho del todo, pincha en el centro con un palillo. Si sale limpio es que ya está listo. Si no es así, tienes que dejarlo unos minutos más para que se termine de hacer.

Más sobre

Regístrate para comentar