¡Más sencillo, imposible! Bizcocho de naranja y canela

¡No hay nada mejor que degustar la excelente repostería casera y tradicional de toda la vida! Son recetas que nunca pasan de moda y resultan ideales para cualquier desayuno, postre o merienda.

La mayoría de estas recetas clásicas son muy fáciles y rápidas de preparar. Como por ejemplo, este delicioso bizcocho de naranja y canela. La naranja y la canela son dos ingredientes que encajan a la perfección y, de hecho, muchos son precisamente los postres que combinan estos dos sabores. Sobre todo por la jugosidad que ofrece la naranja y la personalidad de la canela.

Este bizcocho es perfecto para aquellas situaciones en las que vienen invitados a casa y necesitas elaborar algo sencillo, pero sabroso a la vez. Una combinación que también puede llevar, de forma opcional, un almíbar para hacerlo mucho más atrayente, ya que le dará al bizcocho un sabor y un dulzor muy apetecibles.

Ingredientes

  • 250 gramos de harina tamizada
  • 250 gramos de azúcar
  • 170 gramos de nata
  • 75 gramos de aceite
  • 1 cucharadita de canela
  • Ralladura de la piel de una naranja
  • Medio sobre de polvo de hornear o levadura química
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 3 huevos
  • Mantequilla y un poco de harina para engrasar

bizcocho-naranja2VER GALERÍA

Para el almíbar (opcional)

  • Zumo de una naranja colado
  • 5 cucharadas soperas de azúcar

Elaboración del bizcocho de naranja y canela

-Antes de comenzar, precalienta el horno a 180 grados centígrados para que, cuando vayas a hornear, esté a la temperatura adecuada.

-Seguidamente, bate en un bol los huevos con el azúcar durante unos minutos hasta que la mezcla blanquee y aumente de volumen.

-Añade el aceite, la nata y la esencia de vainilla. Agita todo bien tras añadir cada ingrediente hasta que la mezcla quede homogénea.

-En un bol aparte, pon la harina previamente tamizada, la canela, la ralladura de naranja y la levadura, y mezcla todo bien.

-A continuación, ve añadiendo después poco a poco la mezcla de harina al bol con la de los líquidos (lo más recomendable es hacerlo en tres veces, mezclando bien con una cuchara de madera tras cada adición).

-Cuando la masa esté lista, engrasa bien un molde de bizcocho con la mantequilla y espolvorea harina sobre ella (se pueden dar ligeros golpes en las paredes del molde para que quede una película muy fina de harina sobre el fondo y las paredes).

-Para terminar, vierte la masa en el molde y hornea durante 35 – 40 minutos.

El almíbar se prepara de forma rápida y sencilla:

-En primer lugar, pon el zumo de naranja y el azúcar en un cazo, remueve bien y llévalo a ebullición sin dejar de remover en ningún momento.

-Cuando hierva, retíralo del fuego y déjalo enfriar.

-Cuando el bizcocho y el almíbar estén fríos, baña la superficie del bizcocho con el almíbar y espera un poco hasta que lo absorba por completo.

Más sobre

Regístrate para comentar