'Brownies' de limón, una explosión intensa de sabores

Una variante muy apetecible y también más ligera del clásico 'brownie'. ¡Anímate a prepararlo!

El brownie tradicional surgió a partir del error de un cocinero que olvidó poner levadura al bizcocho de chocolate que estaba preparando. A partir de este momento, son múltiples las variedades y recetas de brownie que podemos encontrarnos. 

Si te gusta el este postre, pero se te hace un tanto pesado de digerir, el brownie de limón es una receta mucho más ligera que la del clásico chocolate. Una variedad que nos ofrece un toque ácido y compacto que resulta toda una delicia, ya que es un postre con una textura perfecta y que se deshace en la boca. El glaseado de esta receta es opcional, pero es muy recomendable para dotar al brownie de un plus de sabor que puede interesar a tus comensales.

Ingredientes

  • 100 gramos de harina
  • 170 gramos de azúcar
  • ¼ cucharadita de sal
  • 100 gramos de mantequilla
  • 2 huevos grandes
  • 2 cucharadas de ralladura de limón
  • 2 cucharadas de zumo de limón

Para el glaseado de limón

  • 4 cucharadas de zumo de limón
  • Ralladura de un limón
  • 1 taza de azúcar glass

Antes de comenzar a preparar este postre, debes precalentar el horno a 180 grados centígrados para que, cuando haya que introducirlo, esté a la temperatura adecuada.

brownies-limon1VER GALERÍA

Preparación del 'brownie' de limón

  • En primer lugar, engrasa un molde rectangular sencillo y reserva.
  • Ralla la piel de dos limones y haz zumo con ellos, luego reserva también.
  • Mezcla la harina, el azúcar, la sal y la mantequilla a temperatura ambiente en una batidora hasta que quede una mezcla granulada.
  • En otro bol, mezcla los huevos, la ralladura de limón y el zumo de limón hasta que queden bien unificados.
  • Seguidamente, vierte esta mezcla en la de la harina y bate durante dos minutos a velocidad media hasta que esté suave y cremoso.
  • Vierte todo en el molde engrasado y hornea durante 25 minutos hasta que los bordes empiecen a dorarse.
  • Al terminar, deja enfriar por completo antes de aplicarle el glaseado.
  • Para el glaseado, tamiza el azúcar glass y bate junto con el zumo de limón y la ralladura. Pon el glaseado sobre el brownie y deja que se seque.

A partir de aquí, ya estará lista para servir esta receta de repostería que apasionará a tus comensales. Es importante que se respeten las cantidades de los ingredientes. En este caso mucho más, ya que, de no ser así, quedará un sabor un poco ácido.

Como puede comprobarse, el brownie de limón no es un brownie tradicional como tal, ya que no lleva chocolate como el resto de brownies, pero esta combinación intensa será todo un acierto para todos tus invitados. ¡Atrévete con ella!

Más sobre

Regístrate para comentar