Claves para preparar un salmorejo sevillano asombrosamente rico

Si te gustan las recetas frescas y ligeras en verano, una gran opción para mantener la línea a la vez que se disfruta de un buen plato es el salmorejo sevillano.

Esta receta tan tradicional se sirve bien fría para refrescar los calurosos días veraniegos como primer plato, aunque también va de maravilla si lo que quieres es un tentempié o aperitivo a media mañana, ¡qué delicioso!

Después de tomar un buen plato o vaso de salmorejo sevillano, puedes decantarte por una rica tortilla de patatas, otra de las recetas más típicas de la dieta mediterránea para tener un menú completo. Es un manjar exquisito para toda la familia porque, al acompañarlo con guarnición, hasta los más pequeños estarán deseando que hagas el salmorejo sevillano.

Lo interesante de este plato es que puede ser todo lo espeso que quieras. O si lo prefieres más líquido, basta con añadir agua para que la crema sea más suave. También puedes darle tu propio toque añadiendo algún ingrediente o guarnición extra.

¡Toma nota de cómo preparar un rico salmorejo sevillano!

Ingredientes para 4 - 6 personas
 

  • 1 kg de tomates maduros
  • 1 diente de ajo
  • 150 gr de pan con mucha miga del día anterior
  • 200 gr. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 o 2 cucharadas de vinagre
  • Una pizca de sal

Guarnición (opcional)
 

  • Jamón serrano o ibérico en dados
  • Huevo duro picado
     

salmorejo1VER GALERÍA

Elaboración

-El delicioso salmorejo sevillano se realiza de manera muy sencilla y en pocos minutos, aunque hay que dejarlo en la nevera varias horas para servirlo bien frío.

-Lo primero, lava bien los tomates y córtalos en cuartos. Colócalos en la batidora y tritura durante un par de minutos.

-A continuación, aparta la mezcla de los tomates en un bol y añade el pan en trozos pequeños. Deja 10 minutos para que se remoje bien.

-Una vez pasado ese tiempo, vuelve a echar la mezcla de tomate y de pan ya remojado en el vaso de la batidora.

-Seguidamente, pela el ajo y quita la parte central con la ayuda de un cuchillo. Con este paso, conseguirás que el salmorejo sevillano no repita. Corta en dos mitades y añade al vaso.

-Antes de triturar toda la mezcla anterior, añade el aceite de oliva virgen extra, el vinagre y la sal a tu gusto.

-El paso final es triturar todos los ingredientes durante varios minutos hasta conseguir una mezcla suave pero lo suficientemente espesa para poner la guarnición encima.

-Prueba cómo ha quedado el salmorejo sevillano por si tienes que rectificar de sal o de vinagre. Si está un poco fuerte, añade un poco de agua y vuelve a triturar.

Reserva en la nevera unas horas para que esté frío y sirve con trocitos de huevo duro y jamón en dados pequeños por encima. Estamos seguros que este plato encantará a tus invitados.

Más sobre

Regístrate para comentar