Repostería sana y saludable: Bizcocho sin huevo de fresas naturales

De un tiempo a esta parte los conceptos postre y dieta saludable han dejado de estar enfrentados para aliarse gracias a la repostería sana. Una de sus recetas más deliciosas es, precisamente, el bizcocho sin huevo de fresas naturales.

Además de por motivos relacionados con mantener la línea, cada vez, se dan más casos de personas intolerantes al huevo. Lo que antes significaba renunciar a muchos dulces, en la actualidad, simplemente exige que te fijes en los ingredientes para saber si puedes o no disfrutar del delicioso sabor de, por ejemplo, los bizcochos.

En el caso del que va acompañado de fresas naturales, ¡no tendrás que preocuparte siquiera de eso!, ya que está elaborado sin huevo.

Ingredientes

  • 60 mililitros de aceite de oliva
  • 100 gramos de azúcar
  • 300 gramos de harina
  • 2 plátanos medianos maduros
  • 1 yogur de fresa
  • 1 sobre de levadura
  • 10 fresas 

Preparación del bizcocho sin huevo de fresas naturales

Antes de comenzar con la receta de este bizcocho sin huevo propiamente dicha, pon a precalentar el horno a 175 grados centígrados. Una vez encendido, ya podrás comenzar con la masa.

Para ello, en un bol, bate con unas varillas el azúcar con el aceite. Seguidamente, añade los plátanos maduros (previamente, machacados con un tenedor). Si, por el motivo que sea, tus plátanos no están blandos, mételos en el microondas durante 1 minuto y ¡solucionado! Eso sí, si has tenido que meterlos en el microondas, antes de incorporarlos al azúcar y al aceite y batirlos, debes dejar que se enfríen.

bizcocho-fresas1VER GALERÍA

A continuación, agrega el yogur, la harina y la levadura tamizadas. Aparte, trocea las 6 fresas y, posteriormente, añádelas a la mezcla ayudándote de una lengua de silicona o espátula, que deberás mover de forma envolvente. De esta manera, la mezcla quedará muy compacta, pero al salir del horno el bizcocho estará muy esponjoso.

Engrasa el molde y vierte allí toda la masa. Introdúcelo en el horno durante 30 minutos a 175 grados centígrados. Cuando hayan transcurrido 20 minutos, comprueba el aspecto que presenta. Si la parte superior se ha dorado mucho, abre el horno y pon encima un trozo de papel de aluminio para que no se cocine demasiado.

Pasados los 30 minutos, saca el bizcocho del horno, déjalo enfriar y dale la vuelta para decorarlo con las otras 4 fresas que te sobraban.

Tras seguir todos los pasos, ya tendrás listo para degustar tu flamante bizcocho sin huevo de fresas naturales. Además, lo mejor de todo es que no notarás que le falta el huevo, ya que tendrá la misma textura tierna y esponjosa que cualquier otro bizcocho tradicional.

Más sobre

Regístrate para comentar