Tipos de salsa para elaborar un delicioso pollo al horno

El pollo al horno es una receta tradicional muy beneficiosa para la salud que, además, admite una enorme combinación de sabores gracias a la gran cantidad de salsas con las que puedes acompañarlo.

Con patatas, en fiambre, con arroz, en ensalada… Sin duda, el pollo es uno de los alimentos más versátiles de toda la gastronomía española. A la hora de prepararlo al horno, tienes a tu disposición un amplio espectro de salsas con las que complementar el siempre delicioso sabor de este plato tan nuestro.

Salsa de almendras, champiñones y tomate
 

Salsa de almendras 
Para prepararla, tendrás que emplear 75 gramos de almendras crudas y dorárlas levemente a fuego suave, así no se quemarán. Cuando empiecen a tostarse, apártalas del fuego e introdúcelas en la batidora junto a una cebolla pelada (troceada en trozos medianos), una pizca de sal y pan.

Tras triturar todos los citados ingredientes, esta salsa para el pollo al horno estará lista cuando tome un aspecto cremoso y denso.

Salsa con champiñones 
El proceso de elaboración de esta salsa para acompañar el pollo al horno es justo el contrario al de la anterior, ya que, primero, deberás centrarte en los ingredientes que no son los que le dan el nombre.

Así, en una sartén, pon dos tercios de la grasa acumulada del pollo y una cebolla finamente picada, que se sofríe en la grasa durante unos 3 minutos, mientras remueves constantemente. Luego se añaden los champiñones (lavados y cortados en láminas) y se sofríen durante 5 minutos a fuego fuerte.

Por último, tendrás que verter el caldo de carne y unos tomates rallados sin piel y cocinar toda la mezcla durante 10 minutos a fuego medio.

Salsa de tomate 
Para esta salsa, deberás sofreír a fuego medio unas tiras de cebolla. Cuando empiecen a cambiar de color, agrega unas tiras de pimiento y sal por encima. Deja que se cocinen hasta que todo luzca pochado. En ese justo momento, tendrás que añadir una lata de tomate triturado y una pastilla de caldo concentrado.

Tras mezclar, a conciencia, todos los ingredientes, déjalos cocinar a fuego lento durante una hora aproximadamente y ¡salsa lista para complementar el sabor de tu pollo al horno!

Pollo al horno con… naranja o, incluso, ¡soja!

Salsa de naranja 
Para poder disfrutar de una especie de “pollo a la orange”, tendrás que pelar y trocear dos cebollas y dos dientes de ajo. A continuación, deberás sofreírlos en una sartén alta, a fuego medio, y con un chorreón de aceite de oliva virgen.

salsas-pollo1VER GALERÍA

Añade una pizca sal por encima y sigue sofriendo hasta que la cebolla se vuelva blanda. Seguidamente, agrega dos hojas de laurel, 25 gramos de azúcar moreno, 200 mililitros de vino blanco, 300 mililitros de caldo de pollo y 600 mililitros de zumo de naranja recién exprimido. Se remueve todo bien y se cocina la mezcla durante 15 minutos a fuego suave.

Salsa de soja 
De un tiempo a esta parte, la soja, antes relegada a productos dietéticos o a recetas asiáticas, se ha ido incorporando a diferentes platos de la gastronomía española. Sin duda, se trata de una gran noticia, ya que, además de aportar un sabor inigualable a los alimentos, también trae consigo numerosos beneficios para la salud, como ejercer control sobre el colesterol.

Para complementar el sabor de un pollo al horno, tendrás que seguir los siguientes pasos. En primer lugar, en un recipiente mezcla 500 mililitros de salsa de soja y zumo de dos limas. A continuación, cubre el pollo con dicha mezcla. Por último, guarda el pollo en la nevera, durante una hora, para se impregne completamente con el sabor de la salsa.

Además de las salsas explicadas, también puedes acompañar tu pollo al horno de:

Más sobre

Regístrate para comentar