Salmorejo de cereza y remolacha, ¡déjales boquiabiertos!

Conforme se acerca el verano, los menús de los restaurantes y, también, de tu casa se adaptan a las elevadas temperaturas. Así, los platos calientes son sustituidos por recetas para combatir el calor y la sed. Sin duda, una de las más populares es la del salmorejo fresco. En la actualidad, además, existe una gran variedad de alimentos que pueden ser empleados para hacer salmorejo, como, en este caso, cerezas y remolachas.

La primavera y el verano son sinónimo de cerezas. Estas apetecibles frutas, además de resultar perfectas para la 'Operación Bikini' (son saciantes y permiten eliminar líquidos), hidratan la piel, favorecen la recuperación muscular y ayudan a reducir la hipertensión arterial. Por su parte, las remolachas son ricas en fibra, reducen la presión arterial y combaten las inflamaciones.

Al combinar ambos ingredientes con los propios del salmorejo no solo disfrutarás de un intenso e inigualable sabor, sino que también estarás cuidando tu salud.

Ingredientes para elaborar salmorejo de cerezas y remolacha

  • 700 gramos de tomates muy rojos y carnosos (los mejores son los del tipo pera).
  • 500 gramos de cerezas maduras.
  • 2 remolachas medianas (de 150 gramos cada una y crudas, si es posible).
  • 150 gramos de pan de hogaza duro.
  • 75 mililitros de aceite de oliva virgen extra (el mejor para hacer un salmorejo).
  • Un chorrito de vinagre de Jerez.
  • Sal al gusto.
  • Pimienta al gusto.
  • 100 gramos de queso tipo feta desmigado.
  • 50 gramos de nueces peladas.

Elaboración, paso a paso

Antes de comenzar con la receta propiamente dicha, resulta recomendable que laves y peles los tomates. A continuación, deberás trocearlos en corte en cruz y escaldarlos durante unos segundos.

-Después, toma, pela y corta en dados grandes las cerezas. Cuando hayas realizado esta operación, toma el vaso de tu batidora e introduce en él los tomates, las cerezas, las remolachas, el aceite, la cantidad de vinagre y sal que prefieras y 200 mililitros de agua. Si lo prefieres, puedes agregar el aceite, poco a poco, conforme vayas batiendo todos los ingredientes.

-Seguidamente, cuando todo se haya convertido en una única masa, añade el pan, previamente cortado en trozos medianos, para que espese, y vuelve a batir todo.

salmorejo-remolacha1VER GALERÍA

-Cuando los grumos hayan desaparecido, vierte la crema en un recipiente y déjalo reposar durante 2 horas en las nevera.

-A la hora de servir este salmorejo de cerezas y remolacha, puedes optar por presentarlo en cuencos o en vasitos, a modo de chupitos. De una u otra forma, te recomendamos que lo acompañes de queso feta desmigado, nueces picadas, un chorrito de aceite de oliva y pimienta negra recién molida.

-Si eres más tradicional, también resulta buena idea adornar el salmorejo con huevo duro y jamón serrano, salmón ahumado, langostinos, una hoja de menta o pasas. Cualquiera de estos alimentos casa a la perfección con las cerezas y las remolachas, lo que te valdrá multitud de felicitaciones por parte de tus comensales.

Más sobre

Regístrate para comentar