¡Aporta un toque divertido a tus postres con esta receta de bizcocho de colores!

Si no se dispone de mucho tiempo para estar en la cocina, las recetas de bizcocho son sin duda la mejor opción. Además, se amoldan perfectamente a cualquier ingrediente y puedes hacer múltiples combinaciones.

¿A quién no le gusta un delicioso bizcocho para el postre o la merienda? Los puedes hacer de una gran cantidad de sabores dándoles tu toque personal y diferente. De entre los más llamativos para cualquier celebración o evento están los tradicionales bizcochos de colores. Una característica que le dará un cariz mucho más llamativo y divertido a este postre.

La receta del bizcocho de colores es una de las más originales que se pueden preparar. Además, se elabora con ingredientes que puedes tener perfectamente en casa y no lleva mucho tiempo prepararla. Es ideal para elaborar en una celebración festiva, reuniones de cumpleaños, etc.

Ingredientes para preparar la receta de bizcocho de colores
 

  • Media taza de aceite
  • 1 taza de leche
  • 1 taza de azúcar
  • 2 tazas de harina leudante (harina refinada donde se encuentra ya incluido el polvo de hornear y la sal)
  • 3 huevos
  • Ralladura de limón
  • Esencia de vainilla
  • Colorantes vegetales de diferentes colores

A la hora de preparar el bizcocho de colores, no hay una especial diferencia con respecto al bizcocho tradicional. Sin ir más lejos, el comienzo de la preparación es el mismo que si se prepara un bizcocho normal.

bizcocho-coloresVER GALERÍA

Elaboración:

- Coloca en un bol los huevos, el azúcar y la esencia de vainilla o ralladura de limón. Bátelo todo hasta que la mezcla adquiera una consistencia espesa y homogénea.

- Separa esta mezcla en cuatro partes o en más si se quieren hacer bizcochos pequeños. A cada una de ellas hay que echarle una pequeña proporción de colorante vegetal y, después, mézclalo.

- Coloca las mezclas coloreadas en moldes enmantecados y enharinados y mételos en el horno precalentado a fuego moderado durante 15 – 20 minutos cada capa.

- El relleno y la decoración del bizcocho se puede hacer al gusto de cada uno. Se puede rellenar de dulces, cremas, mousse, chocolate, frutas, etc. Para la decoración, el bizcocho se puede cubrir con cremas o pastas de todo tipo.

Durante la cocción los colores tienden a hacerse más claros, algo que habrá que tener en cuenta cuando se coloque el colorante vegetal sobre las diferentes mezclas.

Como se puede comprobar, la receta de bizcocho de colores es francamente muy sencilla. Se le pueden añadir los colores que uno desee. No obstante, es recomendable que a la hora de decorarlo no lleve mucho color para que el bizcocho no sea vea muy sobrecargado.

Una receta con la que conseguirás darle un toque diferente y divertido a tu postre para que se convierta en el protagonista de la mesa.

Más sobre

Regístrate para comentar