Aprende a elaborar un bizcocho salado de queso y jamón ibérico

El bizcocho es uno de los postres más sencillos y rápidos de elaborar. Hay una gran cantidad de recetas con este dulce, ya que se adapta perfectamente a cualquier combinación de ingredientes. Sin ir más lejos, un bizcocho salado de queso y jamón ibérico le dará un gusto muy especial y sorprendente.

La combinación de dulce y salado le convierte en una opción ideal para cualquier merienda o también, para un aperitivo perfecto, tanto para niños como para adultos. Además, en este caso, como la mayor parte de las recetas de bizcocho se prepara de una manera muy sencilla y utilizando ingredientes que se suelen tener fácilmente en casa. A pesar de tratarse de una elaboración un tanto singular, lo cierto es que el resultado es sorprendente y muy rico.

Ingredientes 
 

  • 150 gramos de harina de trigo
  • 75 gramos de maicena
  • 3 huevos
  • 150 gramos de queso mozarella
  • 80 gramos de jamón ibérico
  • 100 mililitros de leche
  • 50 mililitros de aceite de girasol
  • 1 sobre de levadura
  • Una pizca de sal
     

La elección del queso mozarella para esta receta de bizcocho no es una cuestión al azar. El sabor suave de este tipo de queso hará que el bizcocho también sea así. De todas maneras, se puede escoger perfectamente otro tipo de queso dependiendo del gusto de cada comensal.

Además, a esta receta se le pueden incluir ingredientes adicionales también al gusto de cada uno: aceitunas, anchoas, pimiento rojo, etc. Cualquiera de estos productos puede ser una buena alternativa.

Proceso de elaboración
 

- En un bol, pon los huevos, el aceite y la leche, y posteriormente, bate todo con unas varillas eléctricas.

- Después de batir, añade la harina con la levadura y mezcla bien todo. Pon sal al gusto e incorpora el queso mozarella rallado y el jamón cortado a trocitos.

bizcocho-jamon1VER GALERÍA

- Mezcla todo con varillas manuales y pásalo a un molde alargado de bizcocho. Aplasta la mezcla con cuidado en el molde para que quede bien repartida.

- Introdúcela en el horno precalentado a 160 grados y cocínala durante 35 – 45 minutos (lo ideal es comprobar cómo avanza a partir de los 30 minutos).

- Cuando esté listo, déjalo enfriar sobre una rejilla y sírvelo en pequeños trozos.

Hay que tener mucho cuidado a la hora de servir este bizcocho, ya que al cortarlo puede desmoronarse. Como has comprobado, de una manera sencilla y rápida estará listo este sabroso bizcocho salado de queso y jamón ibérico. Una receta de bizcocho que no suele elaborarse mucho, pero que sin embargo será toda una sorpresa y un éxito total entre tus invitados.

Más sobre

Regístrate para comentar