Bizcocho de limón en panificadora, una opción diferente y creativa

En muchas ocasiones, pensamos que algunos electrodomésticos tienen un uso fijado, y no les damos la versatilidad que poseen. Elaborar bizcochos en una panificadora es una unión perfecta entre funcionalidad y originalidad.

Las panificadoras son esos electrodomésticos que, no siendo estrictamente necesarios, nos acostumbramos a utilizar hasta acabar dependiendo de ellos. No sólo es un aparato que se utiliza para hacer el clásico pan, sino que también sirve para elaborar bizcochos, pastas, mermeladas e incluso ¡pizzas!

Como ya sabemos, no sólo es más entretenido preparar una receta de repostería en casa, sino que también es más saludable al añadir sólo productos de buena calidad sin conservantes ni aditivos. Además, la repostería casera posee más sabor. Esto no quiere decir que sea conveniente tomar todos los días una tarta hecha en casa, pero sí es una alternativa para elaborar de vez en cuando.

La receta que nos atañe es muy sencilla de cocinar y seguro que atrae la atención de los más pequeños de la casa, se trata de un delicioso bizcocho esponjoso de limón que prepararemos en una panificadora para economizar tiempo y espacio.

Ingredientes del bizcocho de limón en panificadora

  • 200 gramos de azúcar
  • 3 huevos L
  • 200 cl de nata para cocinar
  • Zumo de 2 limones
  • Ralladura de la piel limpia de 1 limón
  • 250 gramos de harina para repostería
  • 15 gramos de levadura
  • 5 gramos de bicarbonato de sodio

bizcocho-limon2VER GALERÍA

Elaboración, paso a paso

- Tamiza la harina y mézclala con el bicarbonato de sodio.

- Echa en un cuenco los huevos y el azúcar y, con ayuda de la batidora, bate la mezcla a la máxima potencia durante unos 5 minutos, hasta que el color amarillo desaparezca y se vea una mezcla blanca.

- Incluye en la mezcla anterior la ralladura y el zumo de limón.

- Añade al cuenco la harina tamizada con el bicarbonato y mézclalo todo hasta que quede homogéneo.

- Añade por último la nata y mézclala bien hasta integrarla completamente en la masa.

- A diferencia de los bizcochos convencionales, puedes echar la masa al molde de la panificadora sin necesidad de engrasarlo ni enmantecarlo antes.

- Enciende la panificadora, prográmala en su modalidad de ‘horneado’ o ‘pastel’ y ponle la tapa.

- ¡En una hora ya estará terminado! Deja reposar el bizcocho esponjoso dentro de la panificadora unos 5 minutos, antes de sacarlo del molde.

- Por último, deposítalo en un recipiente. Lo más recomendable es que espolvorees sobre él un poco de azúcar glas. Después, puedes cortarlo en porciones y degustarlo con familiares y amigos.

En esta época del año, te aconsejamos que lo pruebes mientras tomas un zumo de naranja natural. El contraste del dulce con el toque cítrico le otorgará un gusto apto para todos los paladares, ideal para la hora de la merienda o el desayuno.

Más sobre

Regístrate para comentar