Diez propiedades beneficiosas de la semilla de chía para la salud

Su sabor suave y agradable y la posibilidad de utilizarlas en todo tipo de recetas son algunas de sus principales ventajas. No obstante, lo que más destaca de este producto son sus reconocibles propiedades como superalimento. ¿Quieres conocer cuáles son sus saludables efectos en nuestro organismo?

A pesar de haber cosechado gran popularidad en los últimos años, la chía es un alimento que se consideraba ya básico en civilizaciones antiguas como la maya o la azteca. Se presentaba como un componente que no podía faltar en la dieta de estos pueblos, sobre todo, gracias a su alto contenido en vitaminas, minerales y ácidos grasos. Hoy, son ya muchos los usuarios que se benefician de las destacables propiedades de la chía.

De todas estas características, resulta especialmente necesario destacar diez de ellas, que te permitirán comprobar hasta qué punto resulta recomendable este superalimento.

Un producto ideal para diabéticos con propiedades antioxidantes

1. Reduce los antojos y nos hace sentirnos más llenos. 
La semilla de chía absorbe hasta 10 veces su peso en agua, llegando a formar un gel voluminoso que te permitirá tener la sensación de estar saciado, teniendo el estómago más lleno.

2. Perfecto para los diabéticos 
Es capaz de frenar la rapidez con la que nuestro cuerpo convierte los carbohidratos en azúcares simples. Además, es un alimento que se encarga de controlar los niveles de azúcar en sangre.

3. Ricas en ácidos grasos Omega-3 
Los ácidos grasos Omega-3 son las denominadas grasas buenas, que protegen el cuerpo de la inflamación y también son beneficiosas para la salud cardíaca, evitando, sobre todo, el colesterol. Sin ir más lejos, la chía es la fuente vegetal que más Omega-3 posee.

4. Propiedades antioxidantes 
Son tantas las propiedades antioxidantes de la semilla de chía, que se pueden almacenar durante un largo periodo de tiempo sin que deterioren o humedezcan, perdiendo así su efectividad.

5. Beneficiosa contra las enfermedades digestivas 
La gran concentración de mucílago (tipo de fibra soluble) de la semilla de chía hace que sea muy favorable frente a ciertos trastornos digestivos. Especialmente contra el estreñimiento, la diarrea, el cáncer de colon y la acidez de estómago. También es capaz de mejorar notablemente la flora intestinal.

chia2VER GALERÍA

Para deportistas y embarazadas

1. Ideal para la salud del hígado 
Tanto las grasas saludables Omega-3, como la fibra soluble, son beneficiosas para el correcto funcionamiento del hígado. Un aporte de semilla de chía previene la aparición de piedras en la vesícula y evita la formación de sustancias nocivas en el intestino.

2. Aporte nutritivo para los deportistas 
Una de las propiedades de la chía tiene que ver directamente con la práctica deportiva. Especialmente, para aquellos que suelen llevar a cabo disciplinas de resistencia. La regulación que ejerce la fibra de la semilla de chía sobre la absorción de los azúcares resulta muy interesante.

 3. Componente ideal para las dietas de adelgazamiento 
Como se ha comentado con anterioridad, la semilla de chía reduce los antojos y nos hace sentirnos más llenos. De manera paralela a esto, es capaz de impedir que aparezca la apetencia por los alimentos dulces después de comer. Además, si se acompaña de una dieta baja en grasas, mucho mejor.

4. Artritis y dolencias musculares 
Las propiedades de la chía también son muy positivas para los pacientes que presentan problemas de artritis y diversas dolencias musculares, debido a la enorme cantidad de Omega-3 que incluye.

 5. Embarazo y lactancia 
Por último, las semillas de chía molidas ayudan a tratar el estreñimiento y la acidez que se producen durante los meses de embarazo. Junto a ello, también poseen un alto contenido en nutrientes que son fundamentales durante esta importante etapa en la vida de la mujer.

Más sobre

Regístrate para comentar