El juego de las 7 diferencias con Lena Headey, Cersei en 'Juego de Tronos'

La actriz, de 40 años, poco o nada tiene que ver con su personaje en la exitosa serie de HBO

Su papel en la serie Juego de Tronos la ha catapultado a la fama convirtiéndola en una de las actrices del momento. Fría, calculadora, implacable (menos cuando se trata de los suyos), altiva, déspota... Cersei Lannister es uno de los personajes principales de la exitosa producción de HBO y no deja de sorprendernos capítulo tras capítulo con increíbles interpretaciones de las que está detrás Lena Headey. Sin embargo, parece que la actriz se parece más bien poco, por no decir nada, a ella. A sus 40 años, Lena es una mujer llena de vida, alegre, amiga de sus amigos, que disfruta al máximo de la compañía de su hijo y que a diario nos muestra su lado más gamberro en las redes sociales. Para conocer un poco más quién se esconde detrás de Cersei, hoy os proponemos el juego de las siete diferencias para demostrar qué es lo que diferencia realidad y ficción.

Lena-Headey-cersei-VER GALERÍA  

1. Una rubia y otra morena: Para los seguidores de la serie resulta inconfundible el pelo rubio dorado de los Lannister. Siempre con trenzas u originales recogidos, la matriarca del clan luce desde el primer capítulo la misma larga y perfecta melena ligeramente ondulada. Sin embargo, Lena tiene el pelo castaño muy oscuro, casi negro, y suele ser más arriesgada a la hora de cambiar de peinado, por lo que para convertirse en su personaje tiene que pasar por largas sesiones de peluquería que la convierten en la malvada Cersei. Si hay algo que caracteriza a la actriz es lo camaleónica que es en cuanto a looks se refiere y apostar siempre por lo más desenfadado. Con flequillo, largo y liso, estilo garçon, melena midi... No quiere aburrirse y, por ello, no duda en cambiar habitualmente de peinado.

2. Malvada vs. gamberra: Cuando no existían las redes sociales nos resultaba mucho más difícil conocer realmente cómo son las estrellas cuando se apagan los focos y se van a casa. Sin embargo, las nuevas tecnologías nos han permitido ver su lado más desconocido y comprobar que, en la mayoría de las ocasiones, las celebrities son personas normales como el resto del mundo. En el caso de la protagonista de Juego de Tronos esto resulta todavía más notable, ya que contrasta mucho la personalidad impasible y fría de Cersei con la divertida y gamberra Lena. Habitualmente, la actriz recurre a su perfil en las redes sociales para compartir con sus seguidores fotos llenas de sentido del humor en las que sale recién levantada, pasándoselo en grande con su hijo, aprovechando los descansos entre toma y toma para bromear con sus compañeros de reparto o reírse de algunas situaciones que le suceden en su vida. Nadie podría imaginarse a la calculadora Lannister protagonizando este tipo de imágenes...

instagram-VER GALERÍA  

3. Daría la vida por sus hijos: A pesar de que en la ficción, la viuda del rey Robert Baratheon suele mover sus fichas de manera premeditada y no da un paso sin pensárselo como mínimo dos veces, cuando atacan a los suyos es todavía más implacable. Es una madre que cruzaría límites insospechados por sus hijos y, temporada tras temporada, nos sigue demostrando hasta dónde puede llevarle su amor incondicional por ellos. Este es quizá el único punto en el coinciden Cersei y Lena, ya que la actriz, de 40 años, se desvive por su hijo Wylie, que ya tiene cuatro añitos, y que es fruto de su matrimonio con el músico Peter Loughran, con el que se casó en 2007 y se divorció en 2011.

4. ¿Reina buena o mala?: A lo largo de su carrera, Headey ha interpretado a personajes totalmente diferentes en películas como Aberdeen, El juego de Ripley, Los hermanos Grimm o Cazadores de sombras, sin embargo, los papeles que más alegrías le han dado han sido precisamente los de Reina. En el año 2006 compartió pantalla con el atractivo Gerard Butler en 300, dando vida a la reina Gorgo, esposa del rey Leónidas I. Por aquel entonces, no podía imaginarse que el gran empuje a su carrera vendría de la mano de otra soberana, aunque en este caso su papel sea mucho más enigmático y algo perverso.

Lena-Headey-cordon-VER GALERÍA  

5. Amiga de sus amigos: Ya hemos visto que por sus hijos sería capaz de todo, sin embargo, a la hora de elegir las personas que forman parte de su círculo más cercano Cersei se guía por sus intereses y es mucho más calculadora. La actriz, por su parte, ha demostrado que tiene muchos y muy buenos amigos, a juzgar por las gran cantidad de fotos que publica en Instagram. Sabe que en su profesión tiene que rodearse de los que más la quieren y por eso sabe que cuenta con ellos tanto en los buenos como en los malos momentos. 

6. Críticas y apoyos a partes iguales: En alguna ocasión, la actriz ha reconocido que interpretar a Cersei Lanniester en la ficción ha provocado que muchos fans incondicionales de la serie la critiquen y su personaje no caiga tan bien como otros. En la realidad, el trabajo de Lena ha sido reconocido en muchas ocasiones. La última, hace tan sólo unos días cuando recibió en el Festival de Ischia (Italia), donde recibió un premio especial. Además, este año podría conseguir su primer Emmy al estar nominada como Mejor actriz secundaria en drama, aunque tendrá que luchar con pesos pesados como Anna Gunn (Breaking Bad), Joanne Froggatt (Dowton Abbey), Christina Hendricks (Mad Men), Maggie Smith (Dowton Abbey)  y Christine Baranski (The Good Wife). ¿Lo conseguirá? Tendremos que esperar hasta el próximo 25 de agosto, cuando se entregarán los premios en el Nokia Theatre de Los Ángeles.

  lena-looks-VER GALERÍA

7. Gusto por el negro: En Desembarco del Rey, donde los Lannister tienen su 'fortaleza', siempre brilla el Sol y hay una luz cálida que hace que en ocasiones los escenarios parezcan de ensueño. Las damas siempre visten coloridos trajes decorados con llamativas joyas, nada que ver con el gusto de Headey. Ella prefiere los colores oscuros y en las alfombras rojas suele apostar siempre por el negro, aunque en ocasiones se 'tome' la licencia de probar con otras tonalidades más claras, como el gris o el blanco. 

Más sobre: